La vuelta a los entrenamientos de la Liga Endesa por parte de los equipos que podrían disputar la fase final ha dejado situaciones de todo tipo que han tenido que afrontar los cuerpos técnicos de los equipos. ¿Cuáles son algunas de ellas?

Lo ha contado Jaume Ponsarnau en una entrevista en Las Provincias. En ella, el técnico taronja habla de los miedos que han pasado los jugadores con su reincorporación y los problemas a los que tuvieron que hacer frente en los primeros días.

«Hay de todo entre los jugadores. Lo que estamos gestionando son tres clases de miedos con los jugadores y algunos tienen los tres. El primero es el del contagio y dentro de este tema están más preocupados de no contagiar a gente cercana que a infectarse ellos. Muchos nos hablan del miedo a contagiar a la familia. El segundo es el de la lesión al tener que prepararse para jugar una competición exprés y muy exigente después de estar mucho tiempo encerrado. Ese miedo es grande. El tercero es contractual porque los jugadores que no tienen contrato asegurado para la próxima temporada se exponen ahora a un riesgo, ya sea el virus, una lesión o a rendir mal después de tanto tiempo parados. Están preocupados»

«Siempre estuvimos disponibles para los jugadores durante esas semanas pero sin agobiar porque tenían que ir adaptándose a la situación. Al volver nos encontramos con sorpresas negativas. Había jugadores que estaban peor de lo que pensábamos y que volvieron del confinamiento con un cuadro de depresión. Es algo que te impacta. Ahora claramente van hacia arriba con el regreso al trabajo y el poder ver a sus compañeros. Puede parecer una tontería pero poderse hacer las bromas que se hacían en persona y dejar de hacerlas a través de una pantalla es un avance psicológico«.