La adrenalina del juego a veces hace tomar decisiones poco acertadas, que en frío serían muy poco probables. David Doblas, pívot del Gipuzkoa Basket, no aceptó de buen grado su quinta falta personal ante el CAI Zaragoza, en un encuentro que acabó certiticando el billete copero para los aragoneses (61-76).

Así reaccionó en un primer momento…

Sin embargo, una vez en frío el jugador decidió tener un gesto que le honra. Reconoció que no actuó bien y a través de su perfil de Twitter pidió públicamente disculpas por su comportamiento, a todas las partes involucradas: