Pasado el ecuador de la temporada, el equipo del país de los Pirineos, el River Andorra (campeón de la Copa Príncipe 2014), se convierte (tal y como dictaban los pronósticos al comienzo de la temporada) en el principal candidato a lograr el ascenso directo a la Liga Endesa. Tras los de Joan Peñarroya se sitúa el equipo que dirige Natxo Lezkano, el Palencia Basket, que está realizando la mejor campaña de su historia. Por otra parte, el Ford Burgos (campeón la temporada pasada) se sitúa en el tercer lugar de la clasificación, aunque bien es cierto que las lesiones han impedido que Andreu Casadevall tenga su equipo al completo durante gran parte de la primera vuelta y poder estar con un balance más positivo que el actual (12-5).

Sikma, Winchester, Dani Pérez… ¿quién más está capacitado para dar el salto?

La crisis económica también ha afectado al baloncesto nacional, y cada vez son menos «las estrellas» que aterrizan en la Liga Endesa, ya que económicamente solamente hay un grupo de 5-6 equipos que pueden permitirse el lujo de incorporar a jugadores «franquicia» para sus conjuntos. Contra la crisis, los equipos de la mayor competición del baloncesto nacional han utilizado dos opciones en las últimas temporadas: confiar en los jóvenes universitarios americanos o dar la oportunidad al producto nacional. El pasado verano, Luke Sikma (Iberostar Tenerife), Dani Pérez y Mareks Mejeris (Baloncesto Fuenlabrada) o el croata Mario Hezonja (F.C. Barcelona) fueron algunos de los jugadores que dieron al salto hacía la Liga Endesa después de haber brillado durante la temporada 2012-13 en la Adecco Oro. La próxima temporada, a consecuencia del alto nivel que hay esta temporada en la competición de plata, podrían duplicarse la cantidad de jugadores que dieran el salto hacía la Liga Endesa desde la Adecco Oro.

Jordi TriasJordi Trias, ex-jugador del FC Barcelona y FIATC Mutua Joventut entre otros equipos, es (sin lugar a duda) el hombre más destacado del River Andorra y de la competición. El ala-pívot catalán con amplía experiencia en la mayor competición del baloncesto nacional ‘se está paseando’ en su segunda experiencia en la Adecco Oro (ya jugó en la temporada 2000-01 a los servicios del C.B. Murcia). Hasta el momento es el MVP de la competición con unos números escandalosos: 14’4 puntos (63% en tiros de campo), 9’2 rebotes, 2’8 asistencias y 24’8 créditos de valoración, además ya fue galardonado como MVP de la Copa Príncipe el fin de semana pasado a consecuencia de sus 12 puntos y 20 rebotes que guiaron a los andorranos a la victoria ante los palentinos (77-61). De su equipo también podríamos destacar las figuras de Marc Blanch (14’7 puntos) David Navarro (13’2 de valoración) e incluso la del lesionado Thomas Schreiner (estará durante tres meses de baja, podría perderse toda la competición), quien hasta su lesión era el mejor director de juega de la categoría (valoraba 12’6 puntos).

Pep OrtegaDe catalán a catalán. Del principado de Andorra a Burgos. De Jordi Trias a Josep ‘Pep’ Ortega. El interior formado en las categorías inferiores del Club Joventut de Badalona se ha convertido en el revulsivo ofensivo del Ford Burgos a sus casi treinta años de edad, y después de una década compitiendo en ligas LEB. Esta temporada, Pep Ortega está disfrutando de una media de 27:55 minutos sobre el parqué, tiempo que está sabiendo administrar para cosechar unos brillantes promedios de 14’8 puntos (55’4% en tiros de campo), 8’6 rebotes, 1’8 asistencias y 20’3 puntos de valoración que le podrían servir para ganarse un contrato de algún equipo de la Liga Endesa (sorprende que con su talento, carácter e intensidad aún no haya gozado de tal oportunidad). En el conjunto burgalés también destaca otro catalán, como no, el base Albert Sàbat, quien con 3’8 asistencias por encuentro sigue siendo –una temporada más– uno de los mejores directores de juego de la competición. Junto a Pep, Andreu Casadevall tiene uno de los juegos interiores más interesantes de la competición, ya que al catalán le acompañan Sergio Olmos y Taylor Coppenrath, apodado «el hombre ascensos».

Michel DioufPrimero Jordi, segundo Pep y para cerrar el ‘podium’ otro interior, en este caso un senegalés de 2’07 metros de altura: Michel Diouf, ex-jugador del Baloncesto Fuenlabrada que está disfrutando y triunfando en su segunda temporada como integrante del Club Baloncesto Breogán. Dejando a una parte lo que ocurre lejos de la pista, el C.B. Breogán está siendo uno de los nombres propios de la liga Adecco Oro. A día de hoy, el conjunto lucense se sitúa en quinta posición. El tener el canon ACB pagado, es algo que permite a su afición (que por cierto, es de las mejores de la liga) soñar con el retorno a la máxima competición del baloncesto nacional. Diouf (un seguro de vida en la pintura) suma una media de 14’6 puntos (56’1% en tiros de campo), 7’1 rebotes, 1’8 tapones y 19’4 de valoración por encuentro. Además del pívot senegalés, en el ‘Breo’ también están realizando una completa temporada el norteamericano Tyrus Mcgee (13’1 puntos), el holandés Roeland Schaftenaar (13’6 puntos de valoración) y el base Dani Rodríguez (10’4 de valoración).

Jesús CastroDe Lugo a A Coruña. Tito Díaz firmó el pasado verano por el conjunto coruñense como ‘coach’ después de haber estado unos años inactivo en lo que al baloncesto profesional se refiere. El objetivo era no descender a la Adecco Plata, objetivo que (podríamos decir) se ha cumplido tras la primera vuelta, y todo gracias al buen trabajo que han realizado los de Riazor, que están cuartos en la tabla, por lo que son (junto al Palencia) la revelación de la competición. Jesús Castro fue el mejor exterior nacional de la competición en la primera vuelta. El escolta donostiarra de 30 años obtuvo unos excelentes promedios de 13’6 puntos (49’6% en tiros de dos), 3’4 rebotes y 2’8 asistencias para 13’9 de valoración (aunque conviene resaltar que estuvo menos enchufado en el tramo final de la primera vuelta, cosa que invitó a Sean Ogirri a coger su testigo, buen final de primera vuelta para el ex-jugador breoganista). Jason Cain y Mario Cabanas, componen un juego interior ‘top’ para un equipo que se divierte y nos divierte con su alegre juego. 

FotoUna de las gratas sorpresas esta temporada en la competición de plata del baloncesto español está siendo el Palencia Basket. Pese a caer derrotados en la final de la Copa Príncipe, la temporada que se está marcando el conjunto palentino es para enmarcar. Miki Feliu (8’9 de valoración), Carles Bravo (10’8 puntos) y Xavi Forcada (7’5 puntos y 2’9 asistencias) completan un perfecto juego exterior nacional, mientras que el guipuzcoano Urko Otegi (11’3 puntos y 6’9 rebotes) es quien manda en la pintura de un equipo que ha conseguido hacer soñar a una ciudad que llegó a pensar en el pasado que el equipo de su ciudad desaparecería del panorama nacional a consecuencia de los problemas económicos que atraviesan muchos equipos de la liga ADECCO Oro. Natxo Lezkano, optimista como siempre, tratará de conducir a los suyos hacía lo más alto, mientras tanto, en Palencia no quieren despertar de este duradero y bonito sueño.

Quienes también podrían y se están ganando tener una oportunidad en la Liga Endesa son Pierre Oriola (LOBE Huesca), Álex Llorca y Víctor Arteaga (Força Lleida), Roger Fornàs (Palencia Basket) David Mesa (Planasa Navarra), Héctor Manzano (Melilla Baloncesto), Víctor Pérez y Fran Carnedas (Oviedo CB), Mikel Uriz  y Alex Hall (Cocinas.com Clavijo),  o Kevin Van Wijk  y Rafa Huertas (Club Ourense Baloncesto), entre otros y dejando a un lado a los veteranos José Manuel Coego, Richi Guillen y Guillermo Rejón (que pese a su edad siguen siendo fundamentales en sus respectivos equipos).

LlorcaEntre los anteriormente mencionados destacamos principalmente a cuatro jugadores: Álex Llorca, David Mesa, Fran Cardenas y Pierre Oriola. El primero está dirigiendo a las mil maravillas al Força Lleida, además de que también está asumiendo responsabilidades a la hora de ser él quien concluya las acciones. El base-escolta Álex Llorca está promediando 11’4 puntos, 4’2 rebotes y 2’9 asistencias para un total de 13’8 de valoración. Por otra parte, Mesa viene haciendo buenos partidos y ha asumido el papel de liderazgo que tenía Álex Urtasun antes de abandonar el Planasa Navarra, su importancia en su equipo es similar a la del veterano José Manuel Coego en el Cocinas.com, ya que pese a su edad sigue ‘haciendo de las suyas’ en una competición tan exigente. David Mesa promedia 13’3 puntos, 8’1 rebotes y 13’8 de valoración. Mientras que Cardenas se está convirtiendo en una de las revelaciones de la competición, siendo (con permiso del ‘andorrano’ Schreiner) el mejor director de juego. Lo hace bonito y fácil, por lo que su juego gusta al aficionado, los promedios de Fran: 9’1 puntos, 4’8 asistencias y 13’4 de valoración. Quien también está demostrando de su potencial esta temporada es Pierre Oriola, el ex-jugador de la Bruixa d’Or Manresa es junto al lituano Marius Grigonis y el catalán Lluís Costa una de las tres perlas que tiene Quim Costa en su equipo (el «Big Three» particular del conjunto oscense). El interior que jugó en Lleida la pasada campaña promedia 15’9 puntos, 6’7 rebotes, 0’6 tapones y 16’9 de valoración, números que le convierten como el mejor jugador del LOBE Huesca hasta el momento y uno de los mejores jóvenes de la competición.

Pepe PozasEs importante también comentar el crecimiento durante la temporada de los jóvenes del Unicaja de Málaga. Dejan Todorovic, uno de los nombres propios de la competición al ser uno de los máximos anotadores hasta el momento (14’6 puntos por partido), lidera el ataque de un equipo en el que también destacan sus directores de juego (Alberto Díaz y José ‘Pepe’ Pozas). No obstante, con 17’8 de valoración por partido es Richi Guillen (hasta el momento) el mejor del Clínicas Rincón. Por otra parte, también señalamos los nombres de Emir Sulejmanovic, Ludde Hakanson, Marc García o los campeones de Männheim Oriol Paulí y Josep Pérez, todos ellos con un papel importante y yendo a más durante la temporada con el irregular FC Barcelona ‘B’, colista de la competición con un pobre balance de 3 victorias y 12 derrotas.