La situación de Mejri era cuanto menos curiosa. El jugador de Real Madrid y ex de Dallas firmó un contrato de un mes con el Liaoning Flying Leopards chino y ahora volvía a estar sin equipo después de haber estado las últimas cuatro temporadas en la franquicia tejana. Su continuidad en Dallas ya estuvo en el aire el verano del año pasado, pero la llegada de Luka Doncic, a quien Mejri conocía de su etapa en el Real Madrid, ayudó a que se quedara para convertirse en un apoyo en el vestuario para el esloveno, algo que fue durante toda la temporada pasada.

A pesar de no haber sido un habitual para Rick Carlisle y de haber salido y entrado de manera irregular en la rotación en los últimos años, su valor en la pista está más que claro a estas alturas. Mejri es un pívot defensor que en ataque puede ser una amenaza en continuaciones a canasta y ahora parece que también en el triple.

Sin embargo, nada de eso se ha podido ver todavía. El Real Madrid anunció su fichaje el 10 de octubre y desde entonces no se ha sabido nada del tunecino hasta hoy, donde el Real Madrid ha anunciado este comunicado:

“Tras las pruebas realizadas hoy a nuestro jugador Salah Mejri por los Servicios Médicos del Real Madrid se le ha diagnosticado una fractura de estrés del hueso cuboides del pie izquierdo. Pendiente de evolución”.

Se prevee que esté en torno a 4-6 semanas de baja junto a Felipe Reyes, que también ha anunciado el conjunto blanco que se ha lesionado.

Tras las pruebas realizadas hoy a nuestro jugador Felipe Reyes por los Servicios Médicos del Real Madrid se le ha diagnosticado una lesión del labrum del hombro izquierdo. Pendiente de evolución.
Una lesión que ya tuvo Ayón en 2017 y que pasó de un previsión de un mes de baja a cuatro tras tener que operarse. En el caso del capitán, no ha pasado por el quirófano pero estará cerca de un mes fuera aproximademente.