18 puntos y 25 rebotes en sus dos primeros partidos oficiales.

El Montakit Fuenlabrada tiene nueva referencia interior: Egidijus Mockevicius. Tras un comienzo de temporada bastante convulso entre lesiones (Bellas y Gillet), fichajes (Vidal y Richotti) y malos resultados, el conjunto fuenlabreño tiene algo positivo que llevarse a la boca con las buenas actuaciones de su nuevo pívot. En la Supercopa fue el mejor con 8 puntos y 12 rebotes, algo que confirmó en el debut frente a San Pablo Burgos con 10 puntos y 13 rebotes.

Mockevicius se formó como jugador en Lituania pero alcanzada su mayoría de edad decidió probar suerte en Estados Unidos. Jugó el ciclo universitario completo con Evansville en la NCAA con los que en la última temporada promedió 15.7 puntos y 14 rebotes. Esa temporada firmó 4 partidos de 20 o más rebotes y lideró a toda la NCAA en capturas por encuentro.

A pesar de estos números no consiguió ser elegido en el Draft pero los Nets le hicieron sitio en la G-League. Tras una temporada de 7.8 puntos y 7.9 rebotes decidió volver a su país y jugar en el Lietuvos Rytas (había pasado por su cantera antes de ir a la NCAA). Con el conjunto lituano no tuvo demasiadas oportunidades: apenas disputó 10 minutos de media en los 31 partidos que jugó pero dejó grandes números de productividad en la Eurocup. Promedió 6.1 rebotes en solo 14 minutos de juego.

En busca de tener más minutos salió rumbo a la liga italiana y la apuesta no podría haberle salido mejor. Con el Pesaro no solo gozó de mayor peso en el equipo (30 minutos por partido), también crecieron sus promedios hasta los 11.3 puntos, 11.4 rebotes y 19.4 de valoración (solo bajó de la decena de valoración en 3 de los 30 partidos). Terminó la temporada como el máximo reboteador de la Lega, con 4 partidos de 18 o más rebotes y con 4.4 rebotes ofensivos por partido, una de sus principales virtudes… algo que ya ha demostrado en estos primeros partidos.

Si acudimos a la estadística avanzada, como destaca Igor Minteguia, Mockevicius atrapó el 30% de los rebotes que se produjeron en el aro ofensivo (ORB%) en el partido contra el San Pablo Burgos y el 23.7% en la Supercopa. Números muy por encima de la media para un jugador que ha atrapado 16 de sus 25 rebotes en ataque.

Además de esos espectaculares números, Mockevicius también estuvo en el top 10 de la Lega en tapones (0.9) y porcentaje de tiro de campo (58%). Su mejor partido fue ante el Vanoli Cremona con 27 puntos (11/14 en tiros de campo), 11 rebotes y 38 de valoración.