Rudy Fernández acudió en la mañana de hoy a visitar a los servicios médicos del Real Madrid tras su conocida lesión en el último partido del conjunto blanco en Zaragoza y la mejor noticia es que el internacional español no tiene ninguna lesión grave.

El diagnóstico inicial es que el alero mallorquín de 30 años sufre una fuerte contractura en la zona lumbar, por lo que su período de baja dependerá de la evolución durante los próximos días aunque a día de hoy parece complicado que Pablo Laso pueda contar con Rudy para los partidos de esta semana ante el Zalgiris Kaunas (viernes, 21:00 horas) y el FC Barcelona (domingo, 12:15 horas).

Un Rudy Fernández que estando en la mejor liga del mundo se tuvo que operar hasta en dos ocasiones (2009 y 2012).