Para que un equipo modesto pueda mantenerse de forma constante en la Liga Endesa se necesitan muchos factores, pero uno de los más importantes es tener buen ojo a la hora de realizar los fichajes. Si son jóvenes, todavía más. Y en eso pocos se mueven tanto y tan bien como el Monbus Obradoiro.

Desde su último ascenso el Monbus Obradoiro siempre ha sabido encontrar amenazas interiores que tras el paso por el club se han revalorizado y marchado a destinos más potentes o a jugar competiciones europeas. Vamos a repasar algunos de esos nombres.

En la temporada 11/12 la pareja interior gallega la formaban Levon Kendall y Stephan Lasme. Kendall ya había jugado varias temporadas en Grecia sin terminar de despuntar y había accedido a jugar en LEB Oro (entonces Adecco oro) con el Obradoiro. Tras el ascenso pasó dos temporadas más en el equipo y partió rumbo al Alba de Berlín con quien disputó la Eurocup. Lasme era una incorporación más contrastada. Con experiencia en la NBA, en Maccabi y Partizan firmó una muy buena temporada en Galicia que le permitiría volver a la Euroliga con Panathinaikos al año siguiente.

Para sustituir a Lasme aterrizó en Compostela Salah Mejri. El tunecino había pasado hasta entonces por Túnez y Bélgica pero le bastó un solo año con el Obradoiro (9 puntos, 6 rebotes y 1.5 tapones) para fichar por el Real Madrid. Su futuro le llevaría posteriormente a la NBA al igual que a su compañero Robbie Hummel, que iría directamente desde el Obradoiro hasta los Timberwolves.

Sin Kendall ni Mejri, en la 13/14 el Obradoiro tenía que reinventar su juego interior y apostaron por Mike Muscala y Nick Minnerath recién salidos de la NCAA. Muscala aportaría y llamaría la atención desde el primer momento lo que le llevaría a solo jugar 20 partidos antes de marcharse a los Atlanta Hawks. Minnerath no conseguiría dar una gran aportación en Galicia pero sí triunfaría en Europa posteriormente. En la 16/17 promedió 22 puntos y casi 7 rebotes con el Avtodor Saratov jugando la VTB y la Basketball Champions League. Actualmente promedia 27 puntos en China.

La lista la completan en los años siguientes Maxi Kleber (14/15) que pasó por el Bayern antes de llegar a los Dallas Mavericks, Angelo Caloiaro (15/16) que se fue al Banvit Turco y Shayne Whittington (16/17) que la pasada temporada jugó en el Zenit. A esta lista podría unirse en las próximas fechas Artem Pustovyi que ha evolucionado como jugador a las órdenes de Moncho Fernández y cuyo futuro podría llevarle a vestirse de azulgrana. Seguro que en el Obradoiro ya trabajan en su sustituto y visto su historial… posiblemente acierten con el recambio.