13 rebotes con menos de 18 años. Ningún jugador de la Liga Endesa lo había conseguido nunca en un partido oficial… hasta ahora.

Si hace unas pocas semanas Usman Garuba se convertía en el jugador más joven en lograr un doble-doble en la ACB ahora ha alcanzado un récord reboteador. 13 capturas, 7 de ellas en ataque, en un partido frente al Monbus Obradoiro en el que fue el jugador más utilizado por Pablo Laso con 29 minutos de juego.

Jamás en toda la historia de la Liga Endesa un menor de edad había alcanzado dobles dígitos en rebotes, con Luka Doncic mantiendo hasta este sábado un tope de 9 capturas que otro madridista se ha encargado de pulverizar.

El pívot completó su actuación con 3 puntos, 2 recuperaciones, 9 de valoración y un +/- de +9 en la victoria del Madrid por 76 a 83.