Arrancar una plantilla en verano sin prácticamente jugadores no suele ser algo habitual en la Liga Endesa. Los equipos tratan de trabajar sobre una base y una buena muestra es que el segundo equipo que menos jugadores cuenta en la actualidad a la hora de hacer la plantilla del próximo año (con respecto al año pasado) es el Movistar Estudiantes con 4. El que menos tiene es el Iberostar Tenerife.

Perder en un mismo verano a Rodrigo San Miguel, Ferrán Bassas, Davin White, Javier Beirán, Tim Abromaitis, Colton Iverson, Sebas Saiz, Nico Richotti… podría ser un problema para cualquier equipo de la Liga Endesa. De los que han tenido presencia durante el año solo continuaba Mamadou Niang… que también va a terminar dejando el equipo. Por tanto, solo Tomasz Gielo, que caía lesionado en la primera jornada del año, se mantendrá con respecto al pasado año.

El Iberostar Tenerife ya ha anunciado 7 fichajes para la próxima temporada y 6 de esos 7 tienen un denominador común: el año pasado jugaron en la Liga Endesa. ¿Y el que no lo hizo? Otro con experiencia ACB como Pablo Aguilar. De momento los tinerfeños han decidido sentar una base de jugadores con experiencia y han dejado las apuestas para más adelante. Además, a esto se ha sumado Marcelinho Huertas,  procedente del Baskonia, donde acaba de cerrar su segunda etapa, y es uno de los directores de juego con más peso en la historia reciente de la Liga Endesa, donde ha disputado un total de 487 partidos, repartidos en doce temporadas con cuatro equipos diferentes y unas medias de 8,4 puntos y 3,8 asistencias para 9,7 créditos de valoración por encuentro.

El año pasado el equipo de La Laguna fue el que tuvo un mayor peso por parte de los españoles de toda la Liga Endesa pero de cara a la próxima temporada los iba a perder a todos ellos, reforzando además a rivales directos como Herbalife Gran Canaria (Beirán) o Tecnyconta Zaragoza (Rodrigo San Miguel). Los primeros movimientos fueron a paliar esa falta de cupos con un Álex López en crecimiento que llega desde el San Pablo Burgos y un Dani Díez que buscará recuperar su versión del Delteco GBC.

Precisamente del Unicaja de Málaga proceden varios de los fichajes tinerfeños. Además de Díez aterrizan Sasu Salin para aportar tiro exterior y Giorgi Shermadini. El georgiano, un perfil interior bastante diferente a Iverson, apunta a ser el eje central de la rotación interior y a recuperar los 16 puntos y 7.6 rebotes que firmó en la 16/17 con el MoraBanc Andorra.

La guinda del pastel la han puesto los jugadores más jóvenes. Por un lado Santi Yusta, al que han incorporado después de que el Real Madrid no ejerciese el derecho de tanteo. Por otro Gabriel Lundberg. El danés de 25 años ha sido una de las grandes sorpresas de la temporada con el BAXI Manresa en el que terminó siendo líder ante las bajas de cara al playoff (8.5 puntos y 6.5 asistencias frente al Madrid). Potencia física y apoyo en la dirección.

A falta todavía de algunos retoques y de los refuerzos en la dirección… ¿terminará teniendo mejor plantilla que el pasado año?

ACB Photo