16 puntos, 3 asistencias y 20 de valoración en la semifinal ante el Valencia Basket y 21 puntos, 5 asistencias y 24 de valoración ante el FC Barcelona en la final de la Supercopa Endesa. Empieza fuerte y el Real Madrid, su equipo, se lo agradece. Sergio Llull ha sido el mejor jugador en la Supercopa Endesa y por sus manos han pasado los mejores momentos del Real Madrid en el torneo que ha inaugurado un nuevo curso en la máxima competición del baloncesto español.

El MVP Orange de la Supercopa se mostró contento y feliz tras acabar el partido ante el conjunto catalán mientras atendía a los medios de comunicación desplazados hasta Vitoria-Gasteiz para cubrir el primer evento de la temporada: «Estamos muy contentos, ganar era el objetivo. Aunque llevamos poco tiempo juntos, el objetivo era venir aquí a ganar y hemos hecho un partido muy serio, concentrados, sabiendo lo que hay que hacer», confesó Llull.

El base menorquín marcó la diferencia desde la larga distancia y en los dos partidos disputados consiguió convertir 7 de los 8 triples que intentó: «Los triples son fruto del trabajo y la concentración. Hoy han entrado pero hay que estar preparados por si no entran y no descuidar la defensa», comentó el jugador acerca de su 87’5% desde la larga distancia.