Es uno de los movimientos de la temporada. El escolta del Joventut Klemen Prepelic dijo tras sus primer día en Badalona que no llega a su nuevo club “con la sensación de haber perdido un año en el Real Madrid”, ya que considera que, a pesar de no jugar mucho, un entrenamiento de los madridistas era “mejor que muchos partidos”.

En una noticia recogida por las agencias el jugador ha asegurado que “En cada partido no compites como en un entrenamiento contra Jaycee Carroll, Sergio Llull, Rudy Fernández o Facundo Campazzo, que son de los mejores de Europa. Aprendí en Madrid que cada día te pones a prueba y mejoras. No jugué demasiado, pero fue un sueño hecho realidad estar en ese equipo”.

El objetivo este año es demostrar esa calidad que tiene: “Tienes que hacerlo cada día, hasta después de haber sido campeón, porque siempre habrá otro jugador que quiera hacerlo mejor que tú”.

Lleva poco pero está contento con la ciudad: “Estoy muy sorprendido por la ciudad. Muchos seguidores me han parado para pedirme una fotografía. Es un lugar de tradición baloncestística y recuerdo la gran atmósfera que había en la pista cuando vine a jugar con el Real Madrid. Por ahora todo es una sorpresa positiva”.

Reconoce además el internacional esloveno que es “duro” no poder jugar con su selección, actual campeona de Europa, el próximo Mundial de China al no haberse clasificado durante las ventanas FIBA.

“Todos los jugadores quieren jugar con su selección, con tus compañeros de generación, con tus hermanos. Ahora solo debemos pensar en los próximos torneos clasificatorios”, concluyó el jugador.

Su objetivo es volver al Real Madrid y para ello tiene toda una temporada para demostrar su calidad en la Penya.