El Herbalife Gran Canaria sufrió para vencer en el Nou Congost. Los de Pedro Martínez volvieron a cuajar un excelente partido que una vez más se quedó sin el premio de la victoria.

Hubo espectáculo, y fue defensivo. Primero apareció Kuric para por sorpresa de Marius Grigonis colocarle uno de los tapones de la temporada cuando éste se disponía a sumar dos nuevos puntos y más tarde, tras recibir el tapón, el escolta lituano aparecía en el otro aro para frenar a Brad Newley, quien intentó machacar.

Una barbaridad. ¿Todavía no los has visto? ¿A qué esperas? Dale al play y disfruta.