Uno de esos artículos que te sorprenden, interesantes. Una entrevista entre dos jugadores donde el baloncesto es protagonista… pero no único. También lo es el ajedrez. David Doblas, del RETAbet.es GBC, y Javier Beirán, del Iberostar Tenerife. El primero pregunta junto a Ana Matnadze, profesional del ajedrez. Y el segundo responde.

Pregunta: ¿Qué pieza de ajedrez correspondería a qué jugador de baloncesto, en tu opinión?

Respuesta: Los peones serían los jugadores de equipo. No son estrellas pero, son muy importantes para que las cosas funcionen. Las torres y los alfiles serían los escoltas y aleros que pueden recorrer todo el tablero/pista y son de los más rápidos. Los caballos serían los ala-pívot que ofrecen una movilidad increíble. Los más difíciles de elegir son los bases y los pívots, pero diría que el rey correspondería al pívot por esa poca movilidad en el tablero/zona pero muy importante y fuerte en el juego, y por último la dama con el base por ser quizás la pieza fundamental del equipo y del tablero.

Pregunta: En ajedrez, si en algún momento de la partida no sabes qué plan seguir, intenta simplemente mejorar la posición de tus piezas. Esto no puede prolongarse mucho tiempo, pero es vital emplearlo en situaciones de generar un juego estático sin decisiones drásticas, para evitar los errores precipitándote.

Respuesta: En baloncesto a veces las cosas no te salen como esperabas pero, sigues en el partido y tienes que seguir. Lógicamente esa mala racha no puede durar mucho para no distanciarse en el marcador. Es el momento de hacer las cosas sencillas sin precipitarte al contraataque y esperando el momento para volver a atacar como sabes.

Pregunta: El valor real de las piezas siempre es relativo y depende de la posición en el tablero en cada momento. El valor general que viene en los libros o te explican cuando empiezas, es solo eso – muy general.

Respuesta: Sabemos que las canastas valen dos o tres puntos y los tiros libres uno. Pero, la realidad es que una canasta en el último segundo de posesión o de cuarto suele animarte muchísimo más y sobre todo cabrear muchísimo al entrenador contrario. O las canastas que temen de churro después de una buenísima defensa lógicamente valen lo mismo que una entrada solo pero las sensaciones que deja son muy diferentes.

Puedes leer la entrevista completa en Cheesbase.