Cuatro años después, Quino Colom vuelve a la Liga Endesa. El base internacional español jugará en el Valencia Basket, que ha anunciado su fichaje por dos temporadas con otra opcional, tras su aventura en Rusia y Turquía, donde ha evolucionado hasta convertirse en uno de los bases más cotizados del mercado.

Colom, de 30 años y 1.88 metros de altura, promedió 15 puntos y 6 asistencias por partido la última campaña, en las filas del Bahcesir, en las que ha reafirmado su progresión. Para muestra, un aspecto: el tiro exterior.

Cuando dejó el Bilbao Basket, Colom no alcanzaba el triple anotado por encuentro (0.82) mientras que en su última temporada ha promediado 2.3 por partido. Una mejora que le convierte en un jugador más peligroso en ataque y que amplia su repertorio ofensivo.

La mejor muestra de su nivel se pudo ver en las ‘ventanas FIBA’ jugando con España. No solo disputó los 12 encuentros de clasificación, lo hizo con unas medias de 13.7 puntos y 4.8 asistencias en solo 23 minutos de juego. Ganándose por derecho propio estar en la convocatoria de Sergio Scariolo para el Mundial, donde su nombre apunta a estar entre los doce elegidos.