«Muchacho, tienes demasiado talento«.

Esta fue la respuesta que dio la madre de Milton Doyle, nuevo fichaje del UCAM Murcia, a su hijo cuando este pretendía dejar el baloncesto. Ocurrió durante su primer año de universidad en Loyola, cuando le impidieron jugar por abandonar la universidad de Kansas tras jugar solo un partido en su primer año de formación. Su madre le terminaría convenciendo y 5 años después debutaría en la NBA jugando 10 partidos con los Brooklyn Nets en la 17/18.

Doyle promedió 15.5 puntos, 5 rebotes y 4.5 asistencias en su último año de la universidad, números que no le sirvieron para llegar a la NBA por el camino del draft pero sí en la liga de desarrollo. Doyle se ganó un puesto en dicho equipo gracias a su rendimiento en la Summer League 2017 en la que impresionó al entrenador jefe de los Nets, Darion Atkinson:

«Creo que salió de ninguna parte. Lo vi jugar y lo primero que pensé fue, ¿quién es este chico? No había ido a una universidad potente pero su físico sorprendía, era capaz de improvisar con el balón y anotar, además de hacer pases. Tenía que mejorar aspectos como la defensa o su musculatura pero estaba encantado, era un gran admirador suyo. No podía esperar a verlo entrenar«.

«Luego lo volví a ver. Lo vi jugar como una tonelada de minutos en Long Island, lo cual es genial, para eso está la G-league. Hicieron un buen trabajo con él«.

Jugar al baloncesto profesional siempre fue su sueño pero ahora también es una responsabilidad porque a Milton Doyle, de 24 años, la paternidad (tiene dos hijos) le ha cambiado la vida. «La paternidad me hizo madurar, me hizo pensar más en mi juego y en mi futuro. Me impulsó para ser mejor jugando al baloncesto«.

En su último año en la G-League promedió 20.5 puntos, 6.2 rebotes y 4,4 asistencias con más de 3 triples anotados por encuentro. Además dejó algunas exhibiciones como estas: