Cuando un jugador de 37 años deja la que ha sido su casa durante 11 temporadas para poner rumbo a un nuevo equipo siempre puede sembrar dudas con respecto a su rendimiento o la exigencia a la que pueda rendir en su nuevo perfil. Pero si alguien tenía esas dudas con Rafa Martínez ya las habrá disipado.

Dos partidos han bastado para que Rafa y el RETAbet Bilbao Basket demuestren que van muy en serio en esta Liga Endesa. Los bilbainos, uno de los recién ascendidos de la categoría han ganado sus dos primeros partidos y ante rivales de entidad como el Iberostar Tenerife y el Valencia Basket. Ante estos últimos, un partido siempre especial, vencieron por 83 a 79.

Y es que Rafa Martínez ha sido capital en las dos victorias. Si ante los tinerfeños sumaba 8 puntos, 5 faltas recibidas y unas sorprendentes 6 asistencias (17 de valoración), no sorprendía tanto verle irse hasta los 16 puntos y 22 de valoración contra sus exs compañeros.

Los datos comparando su arranque con el RETAbet Bilbao Basket y su última temporada en Valencia son tremendos. En ese año, mirando solo la Liga Endesa, valoró 30 en toda la temporada, cifra que ya ha superado con los 39 que lleva en estos dos primeros partidos. En esa temporada repartió 15 asistencias (lleva 9) y anotó 67 puntos (lleva 24), cifras que superará en breve si continua a este ritmo.

Una pieza del puzzle de Álex Mumbrú que junto a Bouteille, la defensa de Balvin y la aportación de Rousselle, Kulboka, Brown o Lammers (todos debutantes en la Liga Endesa) han propiciado el mejor inicio posible para el Bilbao Basket a la ACB.