• Pincha aquí para leer el reportaje de ‘Deia’ a Sergio Sánchez.

Es una historia curiosa pero tristemente cada vez más habitual dentro del mundo de la canasta. Hasta la temporada pasada Sergio Sánchez estaba en una nube, viviendo un sueño día a día y formando parte del primer equipo del Bilbao Basket. Él tenía un rol secundario en el equipo que dirigía Rafa Pueyo y podríamos incluso señalarle como el jugador ‘número 12’ en lo que a la rotación se refiere. Vivió en primera persona aquella final de la Eurocup que perdieron y supuso un antes y un después en la historia de los ‘hombres de negro’ y ahora, tras una dura temporada (2013-14) que será recordada siempre por los problemas económicos que animaron al equipo a ponerse en huelga durante el curso, ha colgado definitivamente y a sus solamente 29 años las botas para iniciar una nueva etapa en su vida. De la Liga Endesa a a convertirse en nexo de unión entre el conjunto bilbaino y los clubes, colegios e ikastolas de Bizkaia.

Es la historia de Sergio Sánchez, bilbaíno y hasta hace unos pocos meses jugador de la máxima categoría del baloncesto español. Él, en una entrevista al portal ‘Deia’, habla de su nueva y diferente vida. “Mucha gente me lo pregunta: ¿29 años y ya retirado de las canchas? Al final, se me presentó esta oportunidad y había que aprovecharla. No era el momento para irme de Bilbao por circunstancias familiares y de mi pareja. Sinceramente, cuando volví de Ávila (2010) ya tenía pensado apartar el baloncesto y empezar a pensar en mi futuro, pero se me presentaron estos dos años en el Bilbao Basket y lo dejé pasar. Pero la temporada pasada, con todos los líos que tuvimos, me lo volví a plantear. Sí, tengo 29 años, he tenido ofertas de clubes de fuera y de otros de aquí, pero hay que pensar en el futuro. Sé que dentro de un mes voy a tener un mono de la leche. En verano sí que jugué con los amigos, que son todos de este mundillo, pero desde que he empezado en la oficina no he tocado un balón. Echo mucho de menos el día a día con los compañeros, pero muchísimo… Ahora, cuando quedo para cenar con Álex, Axel y Raúl, que son con los que más relación tengo, me doy cuenta de lo mucho que añoro lo que cuentan de los viajes, las charlas en los hoteles…”.

Pero. ¿a qué se dedica ahora Sergio Sánchez y qué papel tiene dentro de la Fundación? Él lo explica: “Mi labor es ejercer de nexo de unión entre el Bilbao Basket y los clubes, colegios e ikastolas de Bizkaia. También los actos sociales con las asociaciones a las que solemos invitar a los partidos, el tema de los campus, que ahora vamos a tener el de Navidad… Desde que he empezado veo que la cosa va a más. El tema de entradas para escuelas y clubes está marchando muy bien, también la campaña de abonos para escolares está funcionando… Todo está yendo hacia arriba”, confirma el ex-escolta del Bilbao Basket.

De jugar con Álex Mumbrú, Raül López y compañía ha pasado a trabajar con un sector más joven, pensando en el futuro. Y en ello ya asentado, Sergio Sánchez tiene ya un deseo de cara a los próximos años: «Fomentar el trabajo en la cantera. El club está por la labor y con el tiempo se hará. Y creo que se será una cantera importante porque chavales hay, de hecho cada vez más. Yo veo muchos partidos y ahora hay mucho más nivel que cuando yo jugaba con 14 años, también chavales que han salido de Bizkaia para crecer en otros sitios. Espero que en el futuro esa gente pueda volver y acaben siendo jugadores de la primera plantilla del Bilbao Basket”.