El Laboral Kutxa Baskonia atraviesa por una situación desconocida para muchos de sus aficionados. Tras el adiós de Lamar Odom, la vida sigue en Vitoria, y el Baskonia está luchando para estar entre los ocho primeros de la liga regular y clasificarse así para los playoffs. Algo inimaginable hace unos años, ya que históricamente el conjunto baskonista suele estar ocupando una de las cuatro primeras plazas en el campeonato liguero. No sólo están mal en la competición doméstica, si no que los resultados tampoco acompañan en el TOP 16 de la Euroliga, donde el pase a los cuartos de final está verdaderamente complicado. Para colmo, el juego del equipo tampoco gusta a gran parte de sus aficionados, por lo que la ilusión está desapareciendo en la entidad.

Sergio Scariolo, ‘coach’ del Laboral Kutxa Baskonia, habla claro y comprende el malestar de sus aficionados ante la situación actual del equipo: “Es obvio que la afición ha perdido un poco de ilusión. Eso es evidente y, en cierto sentido, también comprensible. Por otro lado, sería muy importante que se entendiera y aceptara la situación actual, proyectando hacia otras direcciones las ilusiones, expectativas y razones para poder disfrutar del baloncesto. Tenemos uno de los equipos más jóvenes de la Liga Endesa. Veremos progresar a nuestros jugadores y, si tenemos la paciencia de construir y seguir manteniendo este núcleo, creo que pronto podremos volver a disfrutar de posiciones privilegiadas en las competiciones en las que participemos”, ha confesado a  Javier Brizuela, del portal ‘Quality Sport’.

“Nunca, o casi nunca, han faltado en estos meses esfuerzo, actitud, espíritu y lucha hasta el final.”.

En la misma entrevista el ex-seleccionador nacional ha explicado a qué aspira el equipo baskonista en la presente temporada. “En la Euroliga, competir dignamente en el Top 16. En España, clasificarnos para el Playoff por el título de Liga. Una vez ahí, intentaremos dar guerra y hacer el camino lo más largo posible”. A cerca de si está contento con el rendimiento de los suyos ha dicho que está satisfecho con el trabajo de algunos, y menos con el de otros. Aunque bien, es consciente de que el equipo no ha tenido suerte esta temporada con las lesiones, por lo que explica que el conjunto ha trabajo bien pese a que los resultados no les hayan acompañado hasta el momento. Además, admite que nunca, o casi nunca, han faltado en estos meses esfuerzo, actitud, espíritu y lucha hasta el final.