Cuando un equipo de la Liga Endesa anuncia a un jugador estadounidense de 2.16 casi todos tenemos un perfil de jugador en la cabeza. Un jugador potente, dominante en el poste bajo, intimidante cerca de la zona… pero a veces, solo a veces, esos estereotipos no se cumplen. Y te encuentras con sorpresas como Alec Brown.

¿Se unirá Dario Brizuela a este exclusivo club?

Alec, formado en la universidad de Green Bay y elegido en el draft de la NBA por los Suns en el número 50, todavía no sabe lo que es debutar en la NBA. Ha disputado hasta 4 Summer League y jugado 2 temporadas en la G-League pero su única experiencia profesional fuera de EE.UU. la ha tenido en España donde ya se ha vuelto un habitual de la ACB. Aterrizó en nuestro país de la mano del Obradoiro pero no fue hasta la temporada 17/18 que mostró su mejor versión.

Con el Estudiantes (con el que ya había jugado 6 partidos en la 16/17) fue capaz de subir sus baremos hasta los 11 puntos y 4.5 rebotes. Su juego y su perfil anotador desde el exterior encajaba como un guante con el estilo de juego de Salva Maldonado y se convirtió en uno de los focos ofensivos del equipo. Pese a ello su destino a la temporada siguiente no volvería a estar ligado a los colegiales. Lugo le esperaba con los brazos abiertos.

¿Puede Brizuela ser MVP? Sus principales rivales…

Allí ha dado un paso más hasta convertirse en una amenaza única en la Liga Endesa. Entre los 8 mejores taponadores de la ACB (excluyendo a Brown) llevan 6 triples anotados en esta temporada y son solo dos jugadores, Lalanne y Todorovic, los que suman en este ranking. Brown por si solo lleva 24. Es el 2º mejor taponador de la ACB con 1.44 y el 6º pívot en triples anotados con 1.6 (42% de acierto). Dos estadísticas que rara vez se juntan y que destacan en la figura de Alec Brown.

Y eso que el arranque no fue sencillo por los problemas físicos de la pretemporada y el encuentro aplazado ante el Divina Seguros Joventut. Fue más o menos en la jornada 10 cuando empezó a llegar su plenitud. Desde aquel partido, en las últimas 9 jornadas, se ha convertido en el único jugador de toda la Liga Endesa que ha anotado al menos 10 puntos y 2 triples en todos los partidos. Y esto sin olvidar los 7 rebotes de media (5º de la ACB), el 51% en triples, casi tapón y medio por partido…

Sin hacer apenas ruido, volando bajo el radar, Alec Brown es ahora mismo uno de los jugadores más consistentes de la Liga Endesa en un perfil que normalmente destaca por su volatilidad. El líder silencioso de un Cafés Candelas Breogán que en esas 9 jornadas anteriormente mencionadas ha sumado 4 de sus 6 victorias en ACB.