Tiene 37 años y su muñeca sigue caliente. A Louis Bullock no se le ha olvidado meter canastas. Él no se considera aún un jugador retirado, vive en Washington y disfruta de la vida con sus hijas. Juega en una liga local de su ciudad, en un equipo que se llama Jugganot, y acaba de finalizar su temporada metiendo 30 puntos por partido. Un fenómeno.

«Yo nunca he anunciado mi retirada, pero mi vida ha cambiado mucho desde el nacimiento de mi última hija«, declaraba Sweet Lou a la revista Gigantes en diciembre de 2013.  Ahora ha acabado su liga, llamada Ultimate Hoops, han perdido en la final regional pero Bullock ha demostrado que sigue con la puntería bien afinada.

¿Un sueño? Volver al Real Madrid. «En un mundo perfecto ahora mismo seguiría jugando en el Real Madrid y a lo mejor acababa como Herreros. Si me llama el Madrid para ser directivo o lo que sea cojo el primer avión y me voy».

bullock