El Real Madrid igualó la final de la Liga Endesa tras vencer a Kirolbet Baskonia en el segundo partido. Con esta victoria la eliminatoria viaja a Vitoria con 1-1 en el marcador y dejando todo por decidir. Los blancos mejoraron en varios aspectos para evitar el 0-2 y una figura emergió por encima de las demás, la de Trey Thompkins.

A veces por lesiones, otras veces por la necesidad de incluir a Chasson Randle e incluso por temas familiares, la realidad es que Thompkins no ha tenido continuidad a lo largo de esta temporada. Su aportación ha sido bastante relevante en algunos encuentros y eso le ha convertido en uno de los termómetros del equipo de Pablo Laso. Y para demostrar esta importancia están los números.

El ala-pívot americano ha anotado 10 o más puntos en 16 partidos esta temporada entre Liga Endesa y Copa del Rey, concluidos todos ellos con victoria para el Real Madrid. Un balance inmaculado de 16-0 que tiene mayor dificultad si se tiene en cuenta que solo ha disputado 27 partidos de Liga Endesa. El último el segundo encuentro de la final, en el que sumó 16 puntos en 17 minutos con un +18 cuando estuvo en pista (liderando al Madrid).

En Euroliga el balance cuando Trey anota 10 o más no es tan favorable (10-6) pero lo cierto es que sus últimos meses han ayudado mucho a los blancos para lograr sus objetivos y ser importante en esta recta final de la temporada.

ACB Photo/E. Cobos