Victoria del Real Madrid en el derbi ante Movistar Estudiantes… y otro día para el recuerdo. A falta de 44 segundos para finalizar el encuentro, Pablo Laso dio entrada a Boris Tisma. El joven croata de 17 años se convirtió de esta manera en el canterano Nº13 en debutar bajo las órdenes de Pablo Laso en el Real Madrid.

El técnico vasco, más allá de sus victorias, está dejando un amplio legado en la casa blanca. Desde su llegada en 2011, han debutado con el primer equipo Dani Díez, Alberto Martín, Willy Hernangómez, Jonathan Barreiro, Luka Doncic, Santiago Yusta, Dino Radoncic, Samba Ndiaye, De la Rua, Melwin Pantzar, Mario Nakic, Usman Garuba y desde ayer… Boris Tisma. En total, 13 canteranos. Algunos consolidados en la NBA, otros en la ACB y todos ellos con un amplio margen de crecimiento.

El croata, uno de los mayores talentos de la generación del 2002 en Europa, llegó al Real Madrid en 2015 desde el KK Dubrava. Apoyado por sus padres, ambos ex jugadores de baloncesto, decidió unirse con 14 años recién cumplidos a la cantera blanca y, sin dudarlo, ya afirmaba al medio Tportal.hr que había tomado la decisión porque quería debutar con el primer equipo. Un sueño que, cuatro años más tarde, ha podido cumplir.

   ·¿Qué dice la ESPN de las perlas del Real Madrid (Garuba, Sylla y Tisma)?

Boris Tisma es un alero de gran envergadura y 2,04 de estatura. Posee un talento único y una gran facilidad para sumar puntos, no siendo esta la única dimensión del juego en la que puede aportar. Debido a su físico e inteligencia, estamos hablando de un jugador que puede llegar a ser bastante completo, colaborando en el rebote o realizando buenas lecturas desde el pase. Características, todas ellas, que hemos ido descubriendo en sus apariciones en categorías de formación con el Real Madrid y Croacia, lugares donde su rol ha ido variando considerablemente. Además, la web del Real Madrid añade que «es un jugador con versatilidad y con mucha calidad en el uno contra uno».

Uno de los momentos más recordados hasta ahora de Boris Tisma es la final del Europeo U16 de 2018, donde lideró a Croacia y derrotó a España. Tras el partido, la foto consolando a su compañero de equipo Usman Garuba se difundió al instante. Tisma promedió en aquel torneo 18 puntos, 5 rebotes y 2.7 asistencias. Unos números entre los que destacan sus 24 puntos en la final con un 89% en TC o los 25 en cuartos de final ante Lituania.

Más allá de su debut ante Estudiantes, Boris Tisma está jugando esta temporada en el equipo que tiene el Real Madrid en Liga EBA. Allí goza de minutos junto a otras grandes promesas como Juan Núñez o Matteo Spagnolo, entre otros. En los primeros 13 partidos de competición, el exterior croata se ha ido hasta los 13,5 puntos, 4,7 rebotes y 1,2 asistencias. Desde luego, un buen terreno para seguir puliendo su juego a la espera de más llamadas de Pablo Laso.

FOTO: JESUS TROYANO