Undécimo jugador que incorpora el equipo vallisoletano con la temporada empezaba y séptimo estadounidense que aterriza en Pucela durante el presente curso. El interés del Club Baloncesto Valladolid ya lo adelantaba Gigantes.com’, y es que parecía que el acuerdo era cuestión de horas. En esta ocasión, llega Armon Johnson, base de 190cm y 25 años con pasado en la mejor liga del mundo, ya que hace un par de años militó en Portland, Orlando y Nueva Jersey. En la NBA no encontró su sitio y decidió hacer las maletas e iniciar una nueva andadura en Asia.

Más concretamente en Kazajistán, donde fichó por el BC Astana, reconocido como el mejor club del país (que además de jugar en la liga doméstica, también compite en la VTB League). La suerte no le acompañó en su nuevo hogar y tuvo que marcharse sin poder demostrar su potencial a consecuencia de una grave lesión en el menisco. Precisamente, gracias a esa lesión en Valladolid podrán contar con los servicios de Johnson, quien ya ha aterrizado en la ciudad castellana y estará, de momento, siete días a prueba con los de Ricard Casas.

Su incorporación es, en cuanto menos, sorprendente. Pese a la marcha del americano Jason Rowe, el conjunto pucelano cuenta con otros tres bases: Pepe Pozas, Vilhjalmsson y Antonio Izquierdo, por lo que si pasa las revisiones médicas y demuestra su nivel en este período de tiempo que estará a prueba el colista de la Liga Endesa contaría con cuatro directores de juego en su plantilla. Algo irreal en el baloncesto español.