Ha sido uno de los españoles más destacados de la temporada en la NCAA y no habrá que esperar hasta el año próximo para verle jugando en la Liga Endesa. Rubén Guerrero, de 23 años y 2.13, jugará lo que resta de temporada y las dos próximas campañas en el Unicaja de Málaga.

Nacido en Marbella y formado en la cantera de Los Guindos ha concluido su periplo americano donde esta última temporada ha disputado un total de 29 partidos con unas medias de 13.5 puntos, 8.5 rebotes y 2.2 tapones. El año anterior había promediado 5.4 puntos y 5.1 rebotes.

En un partido de esta última temporada llegó a rozar el triple-doble al aportar a su universidad 17 puntos, 10 rebotes y 8 tapones.

Como para cualquier chaval de Marbella o de Málaga jugar en Unicaja es un sueño. Todas las noches de venir al Carpena, de ver a tus ídolos en los partidos… Una gran ilusión verlo y disfrutarlo antes y ahora formar parte de ello, del equipo y del Club. Es un sueño para cualquier chaval y lo voy a poder cumplir“.