Difícil pero no imposible. El Laboral Kutxa Baskonia no ha empezado de la mejor manera posible la nueva temporada con Marko Crespi en el banquillo del Buesa Arena y eso ha animado a los alaveses a mover fichas a las pocas semanas de arrancar el curso. Ya se fueron Orlando Johnson y Ryan Gomes y en su lugar llegó recientemente el esloveno Sasha Vujacic y ahora, tras dos victorias consecutivas e importantes ante Bilbao Basket y Galatasaray en competición europea, podría llegar a Vitoria-Gasteiz uno de los verdugos del Real Madrid la temporada pasada en la máxima competición continental.

Según avanzaba el periodista Ismail Senol a través de su perfil oficial de twitter el conjunto baskonista ya ha contactado con el Fenerbahçe Ülker turco para conocer la situación de Ricky Hickman, héroe junto a Tyrese Rice en Tel Aviv el curso anterior para que el Maccabi de David Blatt se alzase con la Euroliga.

Hickman llegó hace unos meses al equipo turco pero no ha terminado de encajar y -consciente de su potencial- el Baskonia estaría dispuesto a desprenderse de Thomas Heurtel para hacerse con sus servicios. ¿Por qué Heurtel? El base francés acaba contrato al finalizar la temporada con los de Marko Crespi y evitando que éste se fuera a otro equipo europeo a coste cero conseguiría sacar tajada. Es conveniente destacar que si hubiera trueque entre el equipo español y el turco, ningún conjunto podría contar con su nuevo jugador en Euroliga hasta llegar al Top 16.

El base-escolta estadounidense de 1.89 metros de altura y 29 años cuenta con experiencia en Europa y mantiene una buena relación con Crespi, actual entrenador del Baskonia que le descubrió en Finlandia y se lo llevó hacia la segunda división italiana para exhibirse y poder aspirar a ligas mayores del ‘Viejo Continente’.

Eurohoops‘ también dejó caer dos nombres que gustan en el Laboral Kutxa Baskonia: Diante Garrett (1.95 metros y 25 años) y Casper Ware (1.77 y 24), ambos recientemente cortados por franquicias NBA.