Valencia Basket es uno de los pocos equipos de todo el Viejo Continente que a estas alturas de la temporada ya ha conseguido el principal objetivo marcado antes de iniciar la temporada. Los de Velimir Perasovic ganaron la Eurocup y por lo tanto jugarán la próxima temporada la Euroliga, máxima competición continental.

Acostumbrados a hacer muchos cambios durante el verano, el equipo valenciano quiere tocar su plantilla lo menos posible de cara a la próxima temporada. Toni Muedra (director deportivo) ya se ha puesto manos a la obra para confeccionar la plantilla. El primer objetivo de la directiva «taronja» es el de renovar a dos de sus piezas claves esta temporada: Rafa Martínez y Romain Sato que acaban contrato el próximo mes de junio.

Tal y como se adelantó en  ‘Las Provincias’, Valencia Basket ofrecerá un contrato de 1+1 a Romain Sato y otro de una temporada a Rafa Martínez, capitán de la entidad. Sato, de 33 años, está contento en Valencia pero ofertas no le faltarán después de haber recuperado las sensaciones perdidas en Fenerbahçe turco. Por su parte, Martínez tiene todas las de seguir en la capital del Turia tras haber sido clave en el éxito «taronja». Ksistof Lavrinovic, Oliver Lafayette, Juanjo Triguero y Serhiy Lishchuk tampoco tienen contrato para la próxima temporada con el Valencia Basket.

El ‘caso Lafayette’ es el que más preocupante en Valencia. El base norteamericano ha superado con creces las expectativas puestas en él al comienzo del curso, y con su juego fehaciente ha formado junto al belga Sam Van Rossom una de las parejas de bases más determinantes en la Eurocup y la Liga Endesa. El deseo del club es renovarle, pero él ya ha dejado claro (según informa Juan Carlos Villena) que no se pondrá a negociar hasta una vez finalice la temporada y ofertas no le van a faltar. Una de las opciones que barajan los valencianos si Lafayette no continúa es la de incorporar al cajista Tomas Satoransky, quien también está en la órbita de otros equipos que jugarán Euroliga.

El caso de los interiores Lavrinovic, Triguero y Lishchuk es totalmente diferente al de Lafayette, ya que éstos encantados de seguir unidos al ambicioso proyecto. Triguero sí tiene muchas opciones de seguir en la nave «taronja» después de haber sido una de las gratas sorpresas de la temporada en la Liga Endesa. El pívot de Gandía no tardó en convertirse en un jugador estimado para la afición por su entrega, garra e intensidad partido tras partido. Precisamente esas tres virtudes convirtieron en su día a Lishchuk en un referente para la entidad, pero lo cierto es que el pívot ucraniano ha vivido un calvario este curso con las lesiones (su continuidad dependerá del estado físico con el que acabe la presente campaña).

Doellman trofeo MVPSin duda, lo más complicado para Toni Muedra y Perasovic el próximo verano será la tarea de encontrar el sustituto perfecto a Justin Doellman. Su agente, el mediático Misko Raznatovic, explicó durante la Copa del Rey que las opciones de que el estadounidense siguiera en Valencia la próxima temporada eran del 10%. De hecho, el agente de Doellman viajó a Moscú para reunirse (presuntamente) con el CSKA. No olvidemos que además de a los rusos, a Doellman también se le ha vinculado a Barça y Real Madrid, por lo que el Valencia se despediría del que ha sido su mejor jugador esta temporada ya que los mejores equipos económicamente de Europa ofrecerían una cantidad al ala-pívot superior al millón de euros por temporada para hacerse con sus servicios.

Por último es conveniente recordar que para competir por la Euroliga sí estarán Pablo Aguilar, Sam Van Rossom, Bojan Dubljevic, Vladimir Lucic y Pau Ribas, jugadores con contrato.