«Esta victoria se la dedico a José Luis Abós. Seguro que está orgulloso de nosotros», decía Ruíz (entrenador del CAI Zaragoza) después de que los maños conquistaran el Santiago Martín. El CAI Zaragoza fue durante todo el partido por detrás en el marcador pero sin embargo nunca dejó de luchar, entregarse y todo ello fue recompensado a poco más de un segundo para el final, justo cuando Jason Robinson se vistiera de héroe para anotar una canasta que vale algo más de un partido a pocos días de que arranque la Eurocup para el conjunto maño.

Con 23 puntos Marcus Landry fue el máximo anotador, con 19 de valoración Jelovac fue el más valorado y con apenas 6 puntos Jason Robinson el principal protagonista. El escolta americano con pasado en Valladolid, Valencia y San Sebastián (entre otras ciudades) tiró de galones y convirtió dos puntos que han supuesto la primera victoria de la temporada para el conjunto aragonés. Tras la espectacular acción de Robinson, Rodrigo San Miguel perdió un balón y ahí se fueron las opciones de que los aurinegros consiguieran una victoria sobre la bocina. Partido extraño pero que anímicamente ayuda a los ‘rojillos’ a preparar su primer partido en competición europea esta campaña.