«Colosal. Un portento. Qué mañana la de aquel 7 de Diciembre de 2014, recordaremos dentro de algunos años si Willy Hernangómez mantiene su progresión. Porque lo ocurrido en San Pablo, ante el FC Barcelona, ha sido digno de guardar y puede significar un antes y después en una carrera. El joven pívot del Baloncesto Sevilla, de 20 años, ha hecho el partido de su vida ante un rival de élite europea, siendo crucial en el triunfo hispalense por 85-74

Eso escribíamos en el año 2014 ante la exhibición de Willy Hernangómez frente al Barça. Un partido en el que, ante 12 ojeadores de Estados Unidos (también habían ido a ver a Porzingis), se destapó con el mejor partido de su carrera.

Llegó al descanso con 17 puntos (7/8 en tiros de campo) y 6 rebotes, alcanzando los 25 puntos de valoración. Pero su exhibición no quedó ahí. En los dos cuartos restantes hubo más. Willy resultó devastador en ambas zonas, dominante ante una pintura de máxima influencia, para acabar el duelo con 29 puntos (11/16 en tiros de dos y 7/9 en tiros libres), 13 rebotes, 2 recuperaciones y 7 faltas recibidas en 31 minutos de acción.

Un total de 43 puntos de valoración. Y ante el Barça. Escandaloso.

Tras explotar en Europa esa misma semana, con otra actuación soberbia, Willy llevó su baloncesto más allá y cuajó el mejor encuentro de su carrera en un día realmente especial… y es que como apuntaba el periodista Marc J.Spears, había muchos ojos pendientes de las evoluciones del propio Willy y Kristaps Porzingis. Se esperaba la presencia en San Pablo de hasta 12 franquicias de Estados Unidos para realizar un seguimiento a las dos grandes promesas del Baloncesto Sevilla de cara al Draft de 2010. No ha sido mal momento para mostrar su mejor versión…