Willy Villar, director deportivo del Movistar Estudiantes, ha pasado por los micrófonos de la Radiogaceta de los deportes de RNE y ha hablado del caso Dario Brizuela, nuevo jugador del Unicaja de Málaga.

Villar ha destacado que el traspaso de Brizuela al Unicaja no ha tenido nada que ver con el apartado económico y que la decisión la había tomado el propio jugador. Estas han sido sus palabras:

«No ha sido un tema económico en ningún caso. El motivo de mandar a Brizuela a Málaga, llegar a un acuerdo con Unicaja, en ningún caso ha sido económico. El jugador no quería continuar con nosotros y eso nos hace llegar a un acuerdo con Unicaja.»

«Este verano ya hubo un interés de Valencia y el club igualó la oferta de tanteo porque se consideraba que el precio pagado por ellos no era suficiente. Unicaja se puso en contacto y el jugador nos manifestó su deseo de dejar el club y eso es lo que prima para llegar a un acuerdo. Le transmitimos al jugador que no quería que se fuera y que queríamos que cumpliese su contrato.»

«Unicaja ha cumplido con la exigencia que le pusimos a Valencia en verano. A Málaga le pusimos encima de la mesa la misma cifra que si en su día Valencia hubiese pagado se habría ido. Es la misma cifra que hemos pedido siempre.»

«La situación económica del club para el futuro ya ha estado de sobra explicada por el presidente, una situación que puede llegar a ser crítica en el futuro si no se cumple la ampliación de capital, pero que independientemente de eso esta temporada estaba cubierta.»

«En una situación tan delicada como la que estamos que, al menos los que nos quedamos, nos queramos quedar«.