Una de las sensaciones de la presente temporada en la Liga Endesa y protagonista en la última jornada de la Euroliga ha atendido a los compañeros de la «Opinión de Málaga» para contar cuáles están siendo sus sensaciones del curso. Zoran Dragic, hermano del NBA Goran, está pasando por sus mejores momentos en España desde que aterrizase en la Costa del Sol en verano del 2012. Desapercibido con Jasmin Repesa a imprescindible con Joan Plaza. Así está siendo, véase en la estadística, donde sus números ‘casi’ se doblan: 10’3 puntos (5’5 puntos con Repesa), 2’6 rebotes (2’5) y 1’2 asistencias (0’6), para 10’1 de valoración (por 5’8 que tenía en su primera etapa en el equipo andaluz).

El esloveno no ha querido echar culpas y considera que es diferente, puesto a que la temporada pasada había más de media plantilla nueva y la mayoría de los jugadores no conocían la Liga Endesa. Ahora, con Plaza como ‘coach’, solamente hay tres jugadores (Stimac, Domantas Sabonis y Kuzminskas) que no conocían la competición. De quedarse fuera de los playoffs a ser cuartos. «Me impresiona la campaña que estamos haciendo. La Liga Endesa es más importante incluso que la Euroliga«, declara Dragic, quien a continuación señalaba que el equipo es una familia donde existe conexión lejos de la pista.

«Mi sueño es jugar en la NBA»

Él, importante en el buen momento por el que pasa el conjunto cajista, es consciente de que su temporada no está pasando desapercibida en América, donde el ser hermano de Goran Dragic (el base también está en su mejor momento, pero éste se ha convertido en una estrella NBA) podría animar a distintas franquicias en pujar por él y hacerse con sus servicios. «Mi sueño es jugar en la NBA con mi hermano. Seríamos los primeros hermanos nacidos en Eslovenia en hacerlo», ha manifestado el escolta del Unicaja. Más tarde mandó ‘un mensaje de tranquilidad’ al aclarar que decidirá su futuro en verano, una vez haya concluido la temporada.

Por último señalar que él está valorando todas las opciones, ya que no quiere ir a la NBA y pasar el primer año sentado en el banco como está ocurriendo con la mayoría de los europeos que dan el salto. Por ello ha afirmado que está pensando en todas las opciones que tiene. Si se marcha a la NBA tendría que abonar 500.000 dólares al Unicaja de Málaga.

1 Comentario

Comments are closed.