Fue el máximo reboteador en el Europeo sub-16 del verano pasado y está considerado, junto al baskonista Tadas Sedekerskis, como el mayor proyecto lituano en la generación de 1998. Rokas Gadiliauskas disfruta en su primera temporada lejos de casa y actualmente evoluciona de forma destacada ante los ojos de Aíto García-Reneses en el Herbalife Gran Canaria.

El Herbalife Gran Canaria llevaba tiempo siguiéndole por tierras bálticas y la temporada pasada decidió hacerle varias pruebas. Gadiliauskas pasó por Zaragoza para jugar un torneo con los grancanarios y allí pudo demostrar sus condiciones para terminar de convencer al equipo insular. El ‘Granca’, contento con su rendimiento, le quería para la presente temporada y después de que éste deslumbrase en el Europeo sub-16 (10.9 puntos y 9.7 rebotes por encuentro) aterrizó en la isla para iniciar su primera etapa lejos de su Lituania natal.

Dijo no a otros grandes equipos europeos que habían puesto interés en hacerse con sus servicios después de haber crecido con el Baloncesto Siauliai de Lituania. «Elegí el Herbalife Gran Canaria porque pensé que era el lugar idóneo para seguir formándome como jugador. Yo ya era consciente antes de firmar aquí del gran trabajo que se hacía en la isla», reconoce un contento Rokas Gadiliauskas a KIA en Zona.

Durante la presente temporada el interior báltico de 16 años (junior de primer año) ha estado alternando el equipo junior del equipo canario con el senior que ha competido en primera autonómica y que luchará próximamente por conseguir ser equipo de liga EBA la próxima temporada. Jugar en la categoría amateur es el siguiente objetivo para un Herbalife Gran Canaria que en lo que al baloncesto de formación se refiere está creciendo paso a paso en los últimos años.

Actualmente el club insular tiene en Gadiliauskas a un proyecto de jugador muy interesante. Desde su llegada a Gran Canaria el pasado mes de septiembre, el lituano ha crecido dos centímetros (ya está con 2.08 metros de altura) y ha ganado diez kilos, que le han ayudado para ser más dominante en la zona. Juanmi Morales, director de la cantera del Herbalife Gran Canaria, ve en Rokas «un jugador ofensivamente muy talentoso, que puede alternar las dos posiciones interiores gracias a su versatilidad y que además podría incluso en un futuro cercano jugar de aleroUn ala-pívot alto que todavía podría crecer unos centímetros y eficaz en tiros de media-distancia que aprovecha sus 2.15 metros de envergadura para ser defensivamente cada vez más determinante».

El director de la cantera insular se muestra contento con el rendimiento que está ofreciendo Gadiliauskas en su primera y siempre complicada temporada en España. Al lituano se le ven maneras y conforme ha ido avanzando la temporada se le ha visto tener desarrollo, el objetivo a esas edades. Su nombre está escrito en el Herbalife Gran Canaria de un futuro que -gracias al trabajo que se está haciendo desde el club con Rokas- cada vez parece más ilusionante.

Recuerden. Habitual en las categorías inferiores de la selección lituana de baloncesto, rechazó equipos más potentes de Europa para crecer en Gran Canaria y ahora en el club insular se frotan las manos con su evolución Por las manos del ‘socio’ de Sedekerskis en la selección lituana pasan muchas opciones del conjunto grancanario en este Campeonato de España Junior.