20 de agosto de 2006. El primer título cadete de la historia del baloncesto español. Fue una noche épica. Atención a la estadística de Ricky Rubio: 51 puntos con 16/25 en tiros de 2 puntos (64%), 2 de 6 en triples (33.3%) y 13/17 tiros libres (76.4%), 24 rebotes y 12 asistencias.

Ricky Rubio, con 15 años en ese torneo, ya había debutado con 14 en la ACB con la Penya. España fue campeona de Europa al imponerse a Rusia por 106-110 tras dos prórrogas. Una de ellas llegó de esta manera:

“Ese verano murió uno de mis mejores amigos y quería dedicárselo. Fue muy duro, pero fue bonito e intenso. Lo viví partido a partido y llegar a la final y ganarla de esa forma fue algo especial”, aseguró en Marca Ricky Rubio.  Ricky promedió 23,3 puntos,  12,8 rebotes, 7,1 asistencias y 5 robos. El mejor en cada apartado. Fue el MVP.

“Fue la jugada de mi vida. Hay muchas emociones juntas en una sola jugada. Fue la demostración de que no hay que rendirse jamás”.

Aquí, el partido completo:

La ficha de aquella final: Alberto Jódar (8), Ricard Rubio (51), Armand Solé (8), Toni Jaume Vicens (6), Jorge Santana (8) -quinteto inicial-, Daniel Pérez (11), Julio Sosa (12), David Guardia (6), José Pérez e Ignacio Esteban.