Llega el verano, las competiciones con la selección en todas las categorías y después… las vacaciones. Porque sí, nosotros también tenemos. Aunque en mi caso nunca eran vacaciones del todo.

Nunca dejaba de entrenar. Yo me cogía el preparador físico, hacíamos fondo con velocidad. De lunes a viernes… y el finde libre. Pero no solo no dejar de entrenar, me cuidaba bastante con la comida. Tengo tendencia a engordar y encima… ¡soy adicta a las patatas fritas! No las compraba pero el día libre… siempre caía alguna.

Si estaba de vacaciones en la playa, hacía ejercicio en la playa, con resistencia. Quizás sea muya autoexigente pero era lo que hacía en vacaciones. Por cierto, una cosa importante, que os puede parecer una tontería… pero es importante cuidarse del sol muchísimo. Importantísimo para los deportistas.

De los deportes que hacía y no fuera baloncesto… pues las típicas palas o sky acuático y nunca se me olvidaban las gomas elásticas para hacer ejercicios. Sí, nunca parada.

Pero porque hay tiempo para todo, el día es largo y si quieres que te cueste menos volver es importante hacer algo durante el día. Yo nadaba mucho en la playa, corría… pero siempre había hueco para unas pocas… ¡patatas fritas!

Pero aparte de cuidarse, hacer deporte y demás hay que disfrutar, como yo estas semanas. Os dejo un vídeo de mis ‘vacas’…

#sunset #formentera ??

Un vídeo publicado por Amaya (@valdemoro13) el