Tiene sólo 11 años pero ya sueña con llegar a ser el jugador que fue su abuelo en la mejor liga del mundo. Samartine Bogues, nieto del pequeño y ex-jugador Muggsy Bogues (1.60 m.), está causando sensación en sus primeros pasos baloncentísticos. Al igual que su abuelo, juega en la posición de base, con un físico que le destaca y técnicamente es un jugador superdotado. Tiene 11 años y hace maravillas con el balón.

Disfruta… gracias a este vídeo que facilita ‘City League Hoops TV‘.