Australia ya avisó en la preparación derrotando a Estados Unidos que iba a ser una de las selecciones más potentes del Mundial y no ha decepcionado. Junto a Argentina y su rival de semifinales, España, es una de las tres invictas hasta la fecha y habiendo tumbado por el camino a selecciones potentes como Lituania (87-82) o Francia (100-98).

Con Mills de gran estrella anotando 22.2 puntos por encuentro (19.5 de valoración) y una columna vertebral formada por Joe Ingles (5.8 asistencias y 5.7 rebotes), Dellavedova, Aaron Baynes y Bogut (todos con más de 10 puntos de media salvo Bogut), superaron a la República Checa en cuartos de final por 82 a 70.

El precedente de los Juegos 

Australia fue una de las sensaciones de los Juegos. Un equipo que, a priori, no estaba en las quinielas por las medallas y que acabó sorprendiendo al mundo entero. Con un juego dinámico y mucho físico, han rendido a un nivel altísimo. Pero lo mejor de Australia todavía puede estar por llegar. Y hay que estar atentos, porque puede ser espectacular.

En Río contaron con las bajas de tres jóvenes jugadores que ahora están en la NBA, pero cuyo desarrollo no ha sido el esperado. Uno es Ben Simmons, que sí ha estado a la altura de las expectativas (rookie del año la pasada temporada). Otro es Dante Exum, que se rompió el tendón rotuliano y puede no llegar a la cita de China. Y el otro es Thon Maker, ahora en los Detroit Pistons. Los tres están llamados a jugar algún día con Australia, un equipo de jugadores de distintas procedencias y carreras que, si consiguen alinearse, pueden formar un plantel muy potente. Y a ellos se pueden sumar más talentos jóvenes como el de Jonah Bolden. Lo analizamos.

Lo que queda de Río

En los pasados Juegos, Australia presentó un equipo liderado por un juego exterior explosivo con Patty Mills y Matthew Dellavedova y un trío interior formado por Andrew Bogut, Aron Baynes y el veterano David Andersen. Cuando hubo problemas con las faltas, aparecieron jugadores de rotación como Brock Motum o Ryan Broekhoff. En las alas, menos pólvora, pero mucho trabajo. Por allí destacaba un viejo conocido de la Liga Endesa: Joe Ingles.

Pensando en 2019, en el Mundial de China, algunos jugadores del 84 no estarán en la selección. Es el caso de Damian Martin, con poco protagonismo en Rio, pero sí seguirá Andrew Bogut, que fue muy importante en Brasil. Tampoco está un clásico como David Andersen.

A Mills (del 88), Dellavedova (del 90), Broekhoff (90) y Bairstow (90) les queda seguro al menos un ciclo olímpico y, posiblemente junto a Baynes (1986), formen el esqueleto principal de la Selección, más lo que viene por detrás…

Este es el equipo de Australia:

Player Current Club Junior Club
Aron Baynes Phoenix Suns (NBA) Cairns
Andrew Bogut Sydney Kings (NBL) Sandringham Sabres
Xavier Cooks SIG Strasbourg (France) Illawarra Hawks
Matthew Dellavedova Cleveland Cavaliers (NBA) Maryborough
Cameron Gliddon Brisbane Bullets (NBL) Bunbury Slammers
Chris Goulding Melbourne United (NBL) Southern Districts Spartans
David Barlow Melbourne United (NBL) Metro State College
Joe Ingles Utah Jazz (NBA) Southern (Noarlunga) Tigers
Nicholas Kay Perth Wildcats (NBL) Tamworth Thunderbolts
Jock Landale Žalgiris Kaunas (Lithuania) Geelong Supercats
Patty Mills San Antonio Spurs (NBA) Canberra Shadows
Nathan Sobey Brisbane Bullets (NBL) Warrnambool Seahawks