El proyecto del UMMC Ekaterinburg sigue dando pasos desde una posición privilegiada. Si el equipo ruso, dirigido por el español Miguel Méndez, ya era el gran favorito para revalidar el título de Euroliga… ahora ya no sabemos cómo catalogarlo. Porque a esta plantilla de ensueño, a la cual no parecía faltarle nada, se une Breanna Stewart. Una de las grandes dominadoras del último lustro.

Breanna Stewart regresa a las canchas 10 meses después de romperse el tendón de Aquiles

Breanna Stewart no ha retrasado su vuelta a Europa. A pesar de su adiós a las pistas desde la final de la Euroliga, la norteamericana no se lo ha pensado dos veces. En aquel encuentro sufrió la rotura que la ha tenido apartada de las pistas durante un largo periodo… pero Stewart ha decidido volver para acabar lo que empezó. Ganar la Euroliga. Eso sí, lo hará en el bando rival de aquella dichosa final, en el gran favorito al título. El UMMC Ekaterinburg.

La incorporación de Stewart al combinado ruso es tan solo la guinda que adorna el pastel. Sin duda, Miguel Méndez cuenta con una selección de jugadoras difícilmente mejorables en Europa. Tiene de todo y para todo. Y, además, el español está haciendo fluir el talento. En la actualidad, tan solo han perdido un partido en Euroliga, suman 11 victorias y rozan los 90 puntos anotados de media. Una auténtica barbaridad.

Pero, ¿qué tiene la plantilla de UMMC Ekaterinburg?

Brittney Griner: dominadora absoluta bajo los tableros. Está promediando casi 18 puntos por partido y supera los 20 de eficiencia. Fuera de Ekaterinburg, complicado encontrar una interior que le pueda hacer frente a la norteamericana. Pura potencia física, centímetros (2.06) y dureza en la zona.

Emma Meesseman: La mejor jugadora europea del momento. Viene de clasificar a Bélgica para sus primeros Juegos Olímpicos y de hacer historia en Estados Unidos. Tiene clase y lo hace todo bonito, una máscara que esconde un instinto de competitividad diferencial. Se está yendo a los 20 de eficiencia en escasos 23 minutos. Una máquina de sumar en sus minutos en pista.

Jonquel Jones: una de las interiores que pueden mirar de tú a tú a Grinner… en los entrenamientos, porque juegan en el mismo equipo. Otra de las grandes dominantes de la zona en la actualidad, tanto en Europa como en Estados Unidos. A pesar de ser interior, está totalmente capacitada para salirse fuera en ataque y abrir espacios, gracias a su calidad e inteligencia sobre la pista.

Maria Vadeeva: presente y futuro del baloncesto europeo. Una de las jugadoras más valoradas de la presente Euroliga… con tan solo 21 años. La jugadora nacida en Moscú, con su 1.93 de estatura, está llamada a ser una de las grandes dominadoras de la próxima década.

Alba Torrens: ¿qué añadir sobre esta leyenda de nuestro baloncesto? Volviendo poco a poco de la lesión, la española ya comienza a sumar minutos. En principio, lo hará desde el banquillo. Una prueba más del potencial que tiene el UMMC Ekaterinburg.

Evgeniia Beliakova: toda una clásica del baloncesto ruso en los últimos 15 años. En un equipo con tanto talento, ámbito en el que tampoco escasea Evgeniia, también hace falta cemento. Beliakova suma en todas las facetas del juego a lo largo de cada partido. Anota, asiste, rebotea… y, por su nacionalidad rusa y su trayectoria, la jugadora de 33 años aporta identidad y experiencia. No sorprende que sea una de las jugadoras con más minutos en pista.

Courtney Vandersloot: talento estadounidense con pasaporte húngaro para las filas de Miguel Méndez. Máxima asistente de la Euroliga y un auténtico show sobre la pista. Inteligente, con gran visión de juego, una de las culpables de que el juego en el UMMC fluya. Hasta ahora, única jugadora en acumular 2.000 puntos y 1.000 asistencias en la NCAA, un récord que ya roza Sabrina Ionescu.

Allie Quigley: otra estadounidense… con pasaporte húngaro. Jugadora con más minutos en pista durante los 12 partidos que lleva UMMC en Euroliga. Al igual que Beliakova, un todoterreno. Aunque, si por algo destaca Allie, es sin duda por ser una de las mejores tiradoras de 3 que hay en la actualidad.

Y, en esta retahíla de excelentes jugadoras, también cabe mencionar a Faulkner, Musina o Beglova. Porque en el UMMC Ekaterinburg, si algo caracteriza al grupo, es que todas aportan su granito de arena. Arrollan, disfrutan y reducen el desgaste al mínimo. Tres claves para hacer a un grupo campeón en Europa.

Ya sea por Miguel Méndez y su Ekaterinburg… o incluso por Víctor Lapeña y su Fenerbahçe… las papeletas para volver a tener un técnico español campeón de la Euroliga siguen multiplicándose. Ahora, toca cumplir las expectativas.