Paige Buckers nació en octubre del 2001. Está considerada la número 1 de su generación y una promesa del más alto nivel según los scouts de NCAA y High School. La norteamericana juega en Hopkins HS y ya se ha comprometido verbalmente con Uconn para dar el salto a la NCAA, por lo que el mejor programa nacional y la mayor perla del país unirán sus caminos dentro de poco.

Desde sus inicios, el juego de Paige siempre ha llamado la atención. Un prodigio estético que desborda talento y competitividad, una de esas jugadoras por las que merece la pena pagar una entrada. Bueckers es una joven trabajadora que rezuma carisma, tanto por su carácter como por su juego. En cuanto a lo primero, no sorprende que se le haya comparado a Diana Taurasi, ejemplo que ella misma ha mencionado en diversas entrevistas. Respecto a lo segundo, estamos hablando de una excepcional tiradora con una alta inteligencia sobre la pista y una visión de juego que completa con una gran creatividad, lo cual da como resultado una jugadora exterior vistosa, elegante y letal.

Entrando al detalle en su juego, Paige Bueckers es una excelente pasadora. A esa creatividad e inteligencia ya mencionadas, se les suma una alta velocidad de ejecución. Pases sin mirar, asistencias jugando desde el Pick and Roll o misiles que cruzan la pista tras un aclarado o bloqueo directo, son diversas acciones repetidas día sí y día también por la base. Unas cualidades que le facilitan las tareas de anotación, debido a que cuenta con una gran variedad de recursos para hacer daño al rival. No es una simple tiradora, a pesar de ver sus altas anotaciones cada semana.

Todo esto no sería posible sin su gran habilidad con el balón en las manos. Controla los tiempos y muestra una gran electricidad en sus movimientos. Cambia de ritmo a un nivel diferencial y, aprovechando su gran envergadura, alarga las acciones al máximo, unos movimientos que dotan a su juego de amplias dosis de clase magistral.

“Si tú miras algunas de las publicaciones sobre mí o sobre otras jugadoras, hay mucha negatividad. Yo solo pienso que esa gente que comenta no está en la portada de SLAM»

Importantes medios como SB Nation ya han catalogado a Paige como “el proyecto de jugadora más excitante en Estados Unidos” y la portada de SLAM le ha llevado al siguiente nivel dentro del país. Sin embargo, esta es simplemente la guinda del proceso de viralización que ha experimentado durante los últimos años. Bueckers, debido a sus poderosas actuaciones en High School, se ha convertido en todo un fenómeno viral en Estados Unidos. En la actualidad, suma 16.500 seguidores en Twitter y 318.000 en Instagram, y ya se ha convertido en protagonista habitual de publicaciones de los medios más importantes sobre baloncesto femenino como SLAM, Overtime o The Athletic.

Con la selección nacional también ha dejado su huella. Sin ir más lejos, en el último verano, Estados Unidos ganó el Mundial U19 en Tailandia y Paige Bueckers, como no, se llevó el MVP de la competición tras firmar una serie de partidos muy completos. La exterior mantuvo la regularidad durante todo el mes y firmó su mejor actuación en la final con 17 puntos, 8 rebotes y 5 asistencias. Esta no fue su primera medalla de oro, pues ha sido una habitual en categorías de formación y ya levantó el título en el Mundial U17 del 2018 o en el FIBA Americas U16 del 2017. Estas concentraciones las ha combinado con las de 3×3, disciplina en la que ha sido convocada junto a jugadoras profesionales con la Selección Estadounidense.

A pesar de su juventud, 18 años cumplidos hace escasos meses, Bueckers quiere ser algo más que una simple leyenda de High School. La joven nacida en Edina (Minnesota) ya ha organizado entrenamientos con pequeños y pequeñas amantes del baloncesto. A estas sesiones les dio el nombre de “Buckets With Bueckers”, dirigidas para las futuras generaciones de Minnesota y Montana. Una actividad que, sumada a sus colaboraciones con diferentes fundaciones de carácter benéfico, conforman sendas pruebas de su gran madurez a una temprana edad.

El tiempo dictará sentencia, pero la realidad nos dice que hay que disfrutar de Paige Bueckers cada vez que pisa una cancha. Por talento, competitividad, rendimiento y potencial, pocos planes más divertidos hoy en día en el mundo del baloncesto femenino.

Quizá te pueda interesar…

   ·La historia de la reina del triple-doble: de huir de la guerra a dominar la NCAA