Camila Kirschenbaum. Camila, nombre latín. Kirschenbaum, heredado de su bisabuelo polaco de origen judío que emigró a Uruguay tras la guerra. Sí, es necesario recordar su nombre, porque esta uruguaya de 17 años ha llegado a España con ganas de llamar la atención. En sus primeros 5 partidos en categoría junior con Rivas Parque Sureste, ha anotado 110 puntos, yéndose hasta los 39 en uno de ellos, mientras que en 1ª División Nacional ha sumado 37 puntos en los 56 minutos que ha jugado. Un inicio que prueba el talento que atesora.

A mitad de esta retahíla de encuentros, participó en el prestigioso WIT Tournament U18 con Rivas Parque Sureste y conquistó el subcampeonato. La joven del 2002 arrancó la fase de grupos con dos actuaciones consecutivas de 26 puntos ante CB Terralfas y Basket Almeda. Una primera llamada de atención para continuar con 13 puntos en 12 minutos y 16 en 13, en dos encuentros en los que Rivas ganó cómodamente. En semifinales, ante una cantera siempre potente como Stellazzurra, Kirschenbaum se fue hasta los 22 puntos, misma cifra que en la final ante Sant Adrià. Unas cifras que la situaron en los 20,8 puntos de media. Simples números ante actuaciones de una superioridad majestuosa.

La pregunta es, ¿qué hace una de las mejores tiradoras de su generación en Sudamérica, que viene de destacar en la final de primera división en Uruguay, jugando en el junior de Rivas? Todo comenzó con una ruta preparatoria de su selección U17 y una parada en Madrid. En la capital disputaron dos amistosos y el entrenador de Rivas le puso sobre la mesa la posibilidad de que, si algún día quería venir a Europa, él podría ayudarla. A Camila, cuyo sueño era venir a jugar a este lado del charco y seguir a referentes como la paraguaya Paola Ferrari, se le quedó la propuesta rondando por la cabeza… y no tardó en aprovecharla.

A la exterior uruguaya, en un año en el que se proclamó máxima anotadora del Sudamericano U17, le llegaron varias propuestas. Algunas en Uruguay, otras en Estados Unidos y finalmente la de Rivas. Esta última, al ser en España y poder combinarla con los estudios, fue la que aceptó. Una decisión que la llevó a aterrizar en España en noviembre y ponerse a las órdenes de Javier Fort, el que fuera entrenador de Rivas Ecópolis durante varias temporadas en Liga Femenina.

A pesar de su participación en categoría junior en España, Camila Kirschenbaum viene de proclamarse subcampeona en Uruguay con Defensor Sporting. En la máxima categoría del baloncesto de su país, anotó más de 18 puntos por encuentro en Playoffs y alcanzó los 24 en el partido decisivo para forzar el tercer encuentro de la final.

Con un juego elegante pero duro, un muy buen 1×1 y una excelente mano, Kirschenbaum te atrapa a primera vista. Es evidente que, dentro de una buena generación de Rivas, con jugadoras como la internacional en categorías inferiores María Torres o entrenada por Javier Fort, seguirá progresando y puliendo errores en busca de su sueño. Dedicarse profesionalmente al baloncesto y triunfar en Europa, la tierra de la que tuvo que marcharse su bisabuelo.