Cuatro días. Ese es el tiempo en el que se ha decidido el sueño olímpico de multitud de jugadoras y selecciones en el preolímpico. Pese al sistema de competición, mediante el que tres de cada cuatro selecciones se clasificaban, no todas han podido cumplirlo. Repasamos los países que estarán presentes en Tokio 2020:

Estados Unidos: el plan de la gran favorita sigue su curso. Sin sobresaltos, con una selección diferente a la que veremos seguramente en Tokio y con el regreso de Breanna Stewart tras lesión y Skylar Diggins tras ser madre. Las estadounidenses se marchan de Belgrado con 3 victorias: una apabullante a Mozambique, una cómoda frente a Serbia y una ajustada ante Nigeria. Lo justo y necesario, debido a que ya tenían el pase a los JJOO en el bolsillo antes de jugar el preolímpico.

Concienzudo y curioso: El extraño camino de 8 meses del Team USA hasta Tokio 2020…

Serbia: la selección de nuestra MVP de enero en España, Nikolina Milic. Serbia certificó el pase a Tokio ganando lo que tenía que ganar: Nigeria y Mozambique. La Serbia de Marina Maljkovic se apoyó en Jelena Brooks, Sonja Vasic y Ana Dabovic para construir un grupo sólido y competitivo… que estará en Tokio 2020.

Nigeria: equipo con centímetros, potentes físicos y varias conocidas de la Liga Femenina Endesa. Desde Adaora Elonu, pasando por Evelyn Akhator… hasta Atonye Nyingifa. Nigeria cumplió y consiguió el pase a los JJOO en un grupo muy complicado. Con Serbia (a la que le compitieron) y Estados Unidos como principales referencias, le bastó con ganar a Mozambique para cumplir el sueño olímpico. Sin embargo, esa victoria es mucho más que una simple victoria, ya que las africanas se despiden de Europa tras competir hasta el final frente a todos los rivales del grupo.

Japón: clasificada por ser la anfitriona en los Juegos Olímpicos… aunque esta no ha sido razón para dejarse llevar. El combinado asiático ha competido los tres encuentros ante rivales de buen nivel como Canadá, Bélgica y Suecia, ganando incluso a esta última. Lideradas por Tokashiki y Motohashi, la cual se erigió como la segunda máxima anotadora, segunda máxima reboteadora y máxima asistente de su equipo, las japonesas utilizaron estos días para seguir puliendo detalles y llegar a sus Juegos Olímpicos en el mejor estado posible.

Canadá: de dar una de las grandes sorpresas el primer día… a certificar su pase con pleno de victorias. El Preolímpico de las canadienses ha sido una carrera perfecta. Lideradas por Kia Nurse (muchos puntos pero malos porcentajes) y Natalie Achonwa, el conjunto de Lisa Thomaidis ha combinado la juventud del grupo con la competitividad más alta posible. Buena prueba de ello fue la victoria frente a Bélgica en la propia casa de las belgas. Sin duda, una de las selecciones a seguir con la lupa.

Bélgica: sigue de dulce una de las mejores selecciones del momento. Pese a haber cosechado grandes resultados en los últimos tiempos, la sensación es que las belgas pueden dar un paso más. Y quién sabe si será en los Juegos Olímpicos, los primeros de su historia. En el Preolímpico de Ostende, aunque cayeron en el primer encuentro frente a Canadá, se mostraron solventes en los dos siguientes partidos con el calor de su público. Uno que está más enganchado que nunca al baloncesto femenino en general… y a Emma Meesseman en particular.

Emma Meesseman, una belga en la cima del baloncesto mundial. Su selección estará en los JJOO por primera vez

Francia: no fallaron ni en el día más complicado. Francia estará en Tokio tras ganar los tres partidos del Preolímpico de Bourges, ciudad en la que han ejercido de anfitrionas. Con Sandrine Gruda, Marine Johannes y Bria Hartley como tridente protagonista, Francia ha pasado el rodillo en este Preolímpico. No será fácil batirles en Tokio.

Australia: con Liz Cambage como eje central de todas las operaciones del equipo, Australia sacó también el pase para Tokio. Tras empezar con una derrota ante Francia, las australianas no perdonaron a Puerto Rico (con la que llegaron a los 100 puntos) ni a Brasil, por lo que terminaron con 2 victorias en su haber. A Cambage se le unió la gran Bec Allen (más de 20 de valoración de media) en las funciones de liderazgo, una jugadora exterior que viene de vivir, posiblemente, su mejor año profesional en 2019.

Puerto Rico: la gran sorpresa de todas las sedes del Preolímpico. Puerto Rico jugará los primeros Juegos Olímpicos de su historia. Y lo hará gracias a un emocionante y tenso encuentro ante Brasil, partido que abría el grupo y que terminó con victoria de las puertorriqueñas. Tras sus exhibiciones día sí y día también, Jazmon Gwathmey fue incluida en el quinteto ideal de Bourges, un premio merecido a una jugadora que se ha convertido en la líder de un sueño. Otros nombre a tener en cuenta: Ali Gibson y Jennifer O’Neill.

Nada que perder y mucho que ganar, ojito con esta selección en Tokio.

China: segura y solvente. La selección china llegó con las ideas claras a Belgrado y se llevó de Serbia un primer puesto y el pase a los Juegos Olímpicos. De poco le importó el dejar de ser la anfitriona del evento, pues lideradas por Meng Li (1995) en la línea exterior y Xu Han (1999) en la zona, las chinas dieron la sorpresa ante España, ganaron sin problemas a Gran Bretaña y arrasaron con Corea. Ganas de ver a esta selección en Tokio… y de observar si se atreven a hacer la misma confección de plantilla que en Belgrado, torneo al que llevaron hasta 4 jugadoras nacidas en el 1999 y el 2000. Unas llamadas que redujeron la media de edad del equipo hasta los 24 años.

España: Otro hito más: la Selección Española femenina estará en sus quintos JJOO. Así ha sido…

Corea del Sur: con esas mecánicas y juego tan particular, sabían que lo tenían muy complicado… pero se salieron en el día más importante. Corea era conocedora de su inferioridad frente a España y China, por lo que puso toda la carne en el asador ante el rival que más posibilidades podía tener, Gran Bretaña. En su partido ante las británicas, llegaron a acumular ventajas que rozaron los 20 puntos, aunque un parcial final maquilló al límite el resultado. Las coreanas dieron la campanada y, gracias a esa victoria, vivirán los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.