«Las jugadoras podemos vivir mientras jugamos, difícilmente una jugadora en España se puede solventar la vida solamente con el baloncesto. Las cosas han cambiado muchísimo, los sueldos de antes no tienen nada que ver con los de ahora y cada vez cuesta más captar la atención… en los últimos años el baloncesto femenino español ha conseguido éxitos importantes deportivamente ganando muchas medallas en todas las categorías y únicamente ahí hemos tenido un pequeño espacio en las noticias, pero solamente el día siguiente».

Son palabras de Georgina Bahí, internacional con España y una de las jugadoras del momento en la máxima categoría del baloncesto femenino español. La ala-pívot nacida en Girona hace 27 años es, actualmente, la segunda jugadora nacional más valorada de la Liga Femenina con unos promedios de 13,4 puntos, 5,3 rebotes, 1,5 asistencias, 1,4 recuperaciones y 14,1 de valoración en 31:09 minutos por encuentro. ‘Geo’, como es conocida entre su entorno más cercano, es el prototipo de jugadora que todo entrenador querría siempre en su equipo, trabajadora y sacrificada, capaz de marcar las diferencias con sus 190 centímetros de altura encarando a su defensora o jugando de espaldas a canasta, lista en labores reboteadoras y un seguro de vida en defensa.

El Cadi La Seu, su equipo y el cual se ha caracterizado en los últimos años por su apuesta por la jugadora nacional, camina en novena posición de la liga con un balance de 7 victorias y 9 derrotas.

Desde La Seu d’Urgell nos atiende, dejando un lado los apuntes del máster que está estudiando de profesorado de secundaria y estando ya graduada en INEFC. Hablamos sobre la complicada situación que atraviesa el baloncesto femenino español, su fantástica temporada, el Cadi La Seu, sus objetivos…

“En España es imposible vivir del baloncesto después de dejarlo”

  • KIA en Zona (KeZ): ¿Cómo es la actual situación del baloncesto femenino español?

Georgina Bahí (GB): Hay muchos menos recursos económicos y eso se ve reflejado en que las plantillas son más cortas, también hay menos equipos y la liga solamente dura siete meses. Mientras estás compitiendo las jugadoras pueden tirar adelante y vivir del dinero que ganan jugando, pero pienso que difícilmente -por no decir que imposible- aquí, en España, alguna jugadora puede solventar su vida únicamente jugando a baloncesto. Los sueldos de ahora no tienen nada que ver con los de antes.

KeZ: Actualmente, como sabes, es muy complicado hasta seguir los partidos de Liga Femenina, la competición reina del baloncesto femenino español. Obviamente así es más complicado atraer a patrocinadores… ¿qué hay que hacer?

GB: Es raro, en la Liga Femenina hay una apuesta importante por la jugadora nacional y sin embargo no se pueden ver nuestros partidos de liga por televisión. Tal vez podríamos probar cosas nuevas en búsqueda de captar la atención, por ejemplo en Francia la primera jornada de liga se juega en la misma ciudad y es como una fiesta del baloncesto. A mí eso, por ejemplo, me parece una buena idea. Es una pena que una liga tan competitiva como la nuestra, donde todo puede pasar y donde no hay espacio para relajaciones, pase ‘desapercibida’.

Al final creo que todo va unido a como está España ahora mismo, es difícil apostar por el deporte y más por el baloncesto femenino. Se han hecho cosas muy importantes deportivamente en los últimos años, se han ganado muchas medallas en diferentes categorías y al final te tropiezas siempre con lo mismo, consiguiendo eso únicamente aparecen en las noticias el día que se gana. A veces se hace difícil pensar que más se puede hacer.

KeZ: Y esto ha hecho que muchas jugadoras nacionales opten en salir hacia al extranjero en búsqueda de mayor apoyo económico. ¿Tu has valorado marchar?

GB: Sinceramente es algo que de momento todavía no he valorado, pero nunca cierro la puerta a nada.

KeZ: Hablemos ahora de la gran temporada que estás realizando. ¿Sabías qué eres la jugadora nacional más valorada en lo que llevamos de curso?

GB: Evidentemente sabía que estaba haciendo una buena temporada y buenos números, pero no porque a mí me gusta mirar la estadística sino porque me lo habían comentado. Nunca he sido de hacer buenos números, tampoco suelo estar pendiente de los números. Yo me dedico a jugar el partido, con el objetivo de mejorar día a día e intentar ayudar al máximo a mis compañeras.

Creo mucho en el trabajo que llevo haciendo día a día desde hace tiempo, al final los frutos terminan saliendo y también en la suerte que he tenido los últimos años con los entrenadores que han confiado en mí y eso, sin duda, es un plus para cualquier jugadora. Todo el mundo sabe que cuando tienes la confianza del entrenador y el equipo salen las cosas mejor.

KeZ: ¿Cuáles son tus objetivos esta temporada?

GB: Seguir trabajando como hasta ahora, intentar seguir sumando para el equipo e intentar terminar la fase regular estando clasificadas para el playoffs por el título.

KeZ: Una valoración del equipo en lo que llevamos de temporada. Es evidente la apuesta por la jugadora nacional en Cadi La Seu… ¿qué tiene de especial este grupo?

GB: Es cierto. En los últimos años se ha caracterizado por apostar por jugadoras nacionales y este año también ha sido así, aunque es verdad que hemos tenido fuertes cambios y eso en algunos momentos nos ha costado. Somos un equipo más joven, que trabaja mucho el día a día y que nunca da nada por perdido. Siempre damos lo mejor de nosotras cada una. Tal vez nos ha costado encontrar un poco la estabilidad pero estamos trabajando porque eso no nos vuelva a ocurrir en la segunda vuelta.

Somos un equipo al que le gusta defender y que basa desde ahí su juego, nos gusta también correr y eso es algo que debemos aprovechar para hacernos más fuertes.

Foto portada: Federación Española de Baloncesto