Maite Cazorla, a pesar de su corta trayectoria, se ha convertido en una de las caras más reconocibles del baloncesto español actual. Jugadora de Perfumerías Avenida, convocada con la Selección Española y con un brillante doble paso por Norteamerica. En pleno desconfinamiento hemos querido conversar unos minutos con ella, días después de que se hiciera pública su decisión de no acudir a Estados Unidos la próxima temporada. Y esto es lo que nos ha contado.

¿Cómo valoras la temporada que ha terminado con la cancelación de la liga?

Las sensaciones fueron buenas, sobre todo por el hecho de haber ganado la Copa. Nos hubiera encantado acabar la liga y ver qué pasaba, fuimos mejorando las sensaciones tanto colectiva como individualmente conforme pasaba la temporada.

¿Te has quedado satisfecha con tu primera campaña en España?

Necesité un periodo de adaptación porque venía de Estados Unidos, pero al final sí, me quedé muy satisfecha.

En primera instancia, ¿te imponía el jugar con Silvia Domínguez, Loyd, Hayes, Laura Gil…?

Sí, un poco, pero yo estaba muy ilusionada. Además, todas me ayudaron mucho tanto dentro como fuera de la pista, que quieras o no, eso beneficia mucho.

¿Te sorprendió algún aspecto de la competición?

Seguía la competición, quizá no lo suficiente para hablarte de todos los partidos, pero no me sorprendió. Sí creo que ha subido el nivel y por eso muchas españolas están volviendo para jugar. La liga es más competitiva y se nota.

Parece que Valencia Basket se sumará a la batalla por el título la próxima temporada…

Sí, aunque Valencia ya tenía un buen equipo esta temporada. Al final se dio entre Uni Girona y nosotras, pero no sabemos qué hubiera pasado, ya que no acabamos la competición.

Has decidido no jugar la próxima temporada en Estados Unidos.

Además del coronavirus, es por toda la incertidumbre que conlleva. El tema de viajar, por ejemplo. Pensándolo y hablándolo con los entrenadores, decidí que era mejor quedarme aquí este verano.

Entiendo que es algo puntual, ¿no?

Sí, exacto. Cuando todo vuelva a la normalidad, me gustaría volver. Tenemos que vivir el día a día, que es lo que nos ha enseñado esta cuarentena.

Parece que tu ex compañera en Estados Unidos, Satou Sabally, viene a jugar a Europa.

Tiene mucho talento y yo creo que le queda un gran margen de mejora, que es lo increíble. Para la estatura que tiene, maneja el balón bastante bien, puede tirar y hace de todo. Vendrá a jugar Euroliga, tiene mucha calidad.

Continuando con la temporada que viene… ¿Has tenido ocasión de conocer o hablar con Roberto Íñiguez?

Sí, he hablado con él. Me transmite muy buenas sensaciones, tengo muchas ganas de empezar… aunque seguimos sin saber cuándo será el inicio de todo.

¿Cómo afrontas tú estos meses? Primero no sabíais si se iba a reanudar la liga… y ahora no sabéis cuándo volverá todo. Parece que septiembre igual es demasiado pronto.

Septiembre va a ser un poco justo. Hay que vivir el día a día, me estoy intentando mantener en forma. No sabemos nada, así que yo prefiero ir entrenando, aunque ahora solo puedo correr y entrenar en casa. Cuando mejore la cosa, ya comenzaré a hacer mis entrenamientos.

¿Tiene sentido el deporte sin aficionados en las gradas? Parece que si vuelve este año, lo hará sin gente.

Pierde la esencia un poco, a todo jugador nos encanta jugar con público y en casa. Si es lo más seguro, primero la salud. Si tiene que ser sin público… pues se tendrá que hacer así.

Además, en cuanto a la plantilla, Nikolina Milic ha sido la primera incorporación.

Me apetece mucho jugar con ella y conocerla fuera de la pista. Es una gran jugadora, lo ha demostrado este año. Estoy muy ilusionada.

Quizá te interesa…

Profundizando en el proyecto de Gernika. Entrevista con Naiara Díez, capitana del equipo vasco