Tras encadenar tres bronces consecutivos, España dio un salto más en 2007: alcanzó la plata en otro Eurobasket inolvidable.

A lo largo del campeonato, la Selección sólo cedió, por dos veces, frente a las campeonas, Rusia, que sin duda era en aquellos momentos la selección más potente del baloncesto femenino europeo. En la segunda fase el resultado fue 49-64 y ya en la final, de 68-74. El resto de partidos los contó por victorias: sobre Bielorrusia (76-62), Serbia (79-76), Croacia (63-52), Italia (79-64), Francia (65-53), Bélgica (72-53) y de nuevo Bielorrusia (70-54) en la semifinal. La condición de finalista otorgó a España una plaza en el torneo de clasificación para los Juegos Olímpicos del siguiente verano, en el que España logró clasificarse para Pekín 2008.

Antes de la plata en Chieti, la Selección Femenina había subido al podido ya en las tres ediciones anteriores (2001, 2003 y 2005) para recoger el bronce, por lo que la plata en Chieti representó un salto de calidad más en su trayectoria. Después, volvería a conquistar medalla en cinco de las seis ediciones siguientes, con mención especialísima para sus tres oros (2013, 201y y 2019) además de dos bronces (2009 y 2015). Sin duda alguna, la que sigue siendo la etapa más brillante de su historia.

La disputa de la final representó asimismo un éxito de audiencia en televisión: el choque contra Rusia lo siguieron en directo por La Sexta 747.000 telespectadores de media, un 6,3% de cuota de pantalla, y también se pudo seguir por Teledeporte.

Al día siguiente, a su llegada a Madrid, la expedición española fue recibida con pancartas de “Bravo, campeonas” y “Sois las mejores”. Amaya Valdemoro declaró que se sentían “orgullosas por haber conseguido la medalla de plata, a medida que van pasando las horas estamos más ilusionadas”.

Aquella SEAF para la historia, dirigida por Evaristo Pérez, la formaron Laura Camps, Cindy Lima, Silvia Morales, Isa Sánchez, Luci Pascua, Laia Palau, Elisa Aguilar, Nuria Martínez, Anna Montañana, Amaya Valdemoro, Irene Herradas y Marta Zurro. Amaya fue la quinta máxima anotadora del torneo y declarada MVP del Eurobasket.