Michael Anderson, entrenador del equipo femenino del Arroyo Valley High School, fue suspendido dos partidos.  ¿El motivo de la sanción? Ganar 161-2  ante Bloomington, es decir, por una diferencia de 159 puntos. Al descanso el marcador era de 104-1 y no pidió a sus jugadoras que frenaran.  El partido fue el pasado 5 de Enero y ahora hemos conocido esta historia gracias a Sporting News

Finalmente, después de tres cuartos, decidió dejar a sus mejores jugadoras en el banquillo pero el daño estaba hecho y su falta de espíritu deportivo le ha condenado y costado dos partidos. 

En el primer partido sin su entrenador, vencieron a Indian Springs High School 80-19 el 14 de enero. El entrenador volverá el próximo 19 y esperemos que con la lección aprendida.

Al final, el propio entrenador reconoció su error: “No fue una buena sensación. No es algo de lo que estoy orgulloso. No es algo que me gustaría poner en una repisa de la chimenea”.

¿Te parece correcta la medida? Te leemos en @KiaenZona

1 Comentario

Comments are closed.