La protagonista de esta historia es Brittney Griner. Ha sido noticia estos años por sus mates en la WNBA de donde viene de ser campeona y Mejor Defensora de la liga estadounidense con las Phoenix Mercury. Esa chica de 2.03 m. que, junto a otras, arrebató a España el Oro en el pasado mundial de Turquía.

Ahora, con la competición terminada se marcha como muchas jugadoras a China donde ya ha empezado la temporada. Juega en el Beijing Great Wall y es en este equipo donde ha sufrido una historia que no olvidará. Os contamos como ha sido el inicio de la aventura en China de Brittney Griner

Todo sucede el pasado lunes. La jugadora recibe un corte  tras ser atacada por un hombre borracho que llevaba un cuchillo cuando se encontraba en el interior del autobús de su equipo. Fue solo un susto ya que la jugadora afirmó a través de una red social que estaba bien y que la herida era leve.

«Un hombre borracho entró en el autobús buscando a su novia. Cuando entré en el autobús me asusté por lo que vi. Griner estaba sangrando», dijo el entrenador del Beijing Great Wall, Xi Limin, en declaraciones a la agencia de noticias china Xinhua.

Lo bueno de toda esta historia es que la jugadora de 24 años nos dejó un final feliz. Al día siguiente salió a la cancha y en la victoria de su equipo se salió: 19 puntos, 11 rebotes, 6 tapones. 

«Puedes perder la vida en cualquier momento. Aprecia cada momento. Una vez más, estoy bien». Eran las palabras de la jugadora norteamericana tras pasar uno de los peores días de su vida.