Carácter Baskonia. Cuando en el ecuador del partido todo parecía perdido (perdían 22-43), apareció Tadas Sedekerskis, un cadete lituano de 2’00 metros que iba a conducir al conjunto alavés hacía una medalla de bronce histórica por la manera en la que se ha conseguido y por ser la primera. Sedekerskis se graduó en Marín con sólo 16 años y en el partido hizo que lo tenía que hacer: sumó 34 puntos (11/21 en tiros de campo), 10 rebotes, 7 faltas recibidas y 35 de valoración. Un auténtico espectáculo.

Al descanso la perla báltica ya acumulaba 13 puntos y 5 rebotes. Sin embargo, los veinte primeros minutos fueron desastrosos para los de Vitoria, puesto que sin el lesionado Daniel Bordignon los jugadores hispalenses (liderados por un acertado Diego Gallardo) se estaban mostrando muy superiores.

El parcial de 27-11 conseguido en el tercer período dio vida a los baskonistas, que remataron la remontada en un perfecto último período con un final de partido espectacular liderado por dos líderes: a Sedekerskis le acompañó el incansable Carlos Martínez, quien rozó el doble-doble con 14 puntos y 9 rebotes. Finalmente, Rinalds Malmanis -que no empezó demasiado enchufado al partido- sumó otros 18 puntos y 8 rebotes que valieron para que los de Gasteiz sumasen una medalla de bronce que sabe a oro. Sedekerskis lo volvió a hacer. Un cadete de 16 años está entre los mejores juniors de España. Qué futuro tan prometedor e ilusionante se le augura al exterior lituano.

1 Comentario

Comments are closed.