Nuevo éxito para el Real Madrid. El junior del equipo de la capital de España suma el tercer título de la temporada al ganar a Unicaja por 58-66 y convertirse así en el nuevo Campeón de España en categoría sub-18.

CRÓNICA: Había nervios en los primeros compases del encuentro, con ambos equipos precipitados en ataque pero muy intensos e inteligentes en defensa. Por parte del Real Madrid era el senegalés Waly Niang el jugador más determinante en los primeros minutos, pues con Domantas Sabonis sentado en el banco era el juego interior madridista el más dominante en el arranque de partido. Una vez entró a pista el lituano, se igualó el talento en la pintura. Por suerte para el Unicaja de Málaga aparecía Andrés Aguado, quien dirigió el ataque malacitano para evitar que los blancos consiguiesen una amplia renta al acabar el primer período de partido. (14-15)

El Unicaja de Málaga no tardó en ponerse por delante en el segundo período, pero sin embargo continuaban siendo los de la capital de España los que más cómodos estaban en el partido. Una falta técnica al banquillo cajista (por protestar una falta en ataque señalada a Domantas Sabonis) y el acierto de Dani de la Rua (10 puntos consecutivos) permitieron al Madrid conseguir una ventaja cercana a los diez puntos. Ventaja insuficiente gracias a Sabonis, quien se echó al Unicaja de Málaga a sus espaldas para con un par de canastas dejar el resultado en 30-34 al término de la primera parte.

En el tercer período continuábamos viendo lo mismo que en la primera parte. A ambos equipos les costaba anotar con facilidad, pero eran ahora Magdevski y Quique Cortés los protagonistas en los ataques de uno y otro equipo. Unicaja de Málaga fue por delante durante un tramo importante del cuarto pero finalmente un parcial de 5-0 liderado por Dani de la Rua y Andrej Magdevski sirvió para que los blancos se marcharan al último período del partido con una ventaja de 45-49.

Los nervios se apoderaban de los protagonistas y en tres minutos el parcial era de solamente 3-0 favorable a Unicaja. Fue Magdevski tras cuatro minutos quien anotaría la primera canasta para el Madrid en el último período, una canasta anímicamente importante para los de Paco Redondo, ya que empezaban a ver el aro más grande. Llegamos al ecuador del período con un resultado de 50-54 para los blancos y con ambos equipos en bonus. El partido no cambió en los últimos compases y sorprendentemente Domantas Sabonis se marchó al aeropuerto a falta de dos minutos para acabar el partido cuando los cajistas perdían de 6- Magdevski con un triple colocó a los blancos en +9 y sentenció el encuentro a falta de un minuto. El resultado final fue de 58-66.