Destacar en un equipo en el que están jugadores de la talla de Jonathan Barreiro o Santiago Yusta es complicado. Hacerlo en unas semifinales de un Campeonato de España Junior lo es todavía aún más. Waly Niang, interior senegalés de 18 años y que solamente lleva año y medio jugando a baloncesto, lo consiguió. El pívot de 2’08 metros eligió un buen momento para tener su mejor día en Marín, ya que sus 25 puntos (9/11 en tiros de campo), 17 rebotes, 3 recuperaciones, 9 faltas recibidas y 47 de valoración han valido para que el equipo de la capital de España sea el primer finalista del Campeonato Nacional.

Partido perfecto desde el comienzo. Pese apenas llevar 18 meses jugando a baloncesto, el pívot titular del Real Madrid fue una pesadilla para el juego interior hispalense desde el salto inicial. En la primera parte ya sumó 12 puntos, 10 rebotes y 26 de valoración. De hecho, fue la clave para que los blancos ya ganasen por una cómoda renta de +13 puntos al descanso.

Renta que costó ampliar en la segunda parte, ya que fueron los sevillanos los que mejor estaban administrando sus ataques en los primeros compases de tercer cuarto. Pero ahí volvía a aparecer Waly, quien superó a Malik Eichler y Max Salash, desaparecidos en la segunda parte del encuentro.

Finalmente, con un último espectacular período el Madrid se fue hasta los +24 puntos y Waly Niang hasta los 25 puntos, 17 rebotes y 47 de valoración. Una auténtica barbaridad ante un equipazo como el Cajasol. Mañana los blancos se las verán ante el ganador del Unicaja de Málaga – Fundación 5+11 Baskonia.

2 Comentarios

Comments are closed.