Canadá ya tiene entrenador para la Copa del Mundo. Y no es un cualquiera. El elegido es Nick Nurse, el entrenador de los Toronto Raptors, que se hará cargo de la Selección canadiense. El técnico estadounidense tiene una amplia experiencia en baloncesto FIBA antes de llegar al banquillo de los Raptors y en su primera temporada en Toronto ha conseguido llegar a la final de la NBA y ganar el anillo.

Canadá no ha disputado unos Juegos Olímpicos desde el año 2000, no han ganado un partido en un Mundial desde 2002 (en 2010 estuvieron en un el grupo de España pero perdieron sus 5 partidos) y, sin embargo, nadie querría verlos en el Mundial de China 2019. Pero se los van a encontrar, al menos en primera ronda, Lituania, Australia y Angola en un grupo muy interesante.

Canadá y su selección de baloncesto es una de las grandes incógnitas del próximo Mundial. Aprobaron con nota su paso por las ventanas y el +27 frente a Brasil es una buena muestra de su potencial pero todavía tienen que conjuntar a todas sus estrellas para alcanzar su máximo nivel.

Cory Joseph, Jamal Murray, Dillon Brooks, Kelly Olynyk, Tristan Thompson, Andrew Wiggins, Trey Lyles, Dwight Powell, Nik Staukas… la lista de NBAs con los que podrían contar en sus filas es bastante extensa (sumen también al joven de los Clippers Shai Gilgeous-Alexander) y se podrían añadir otros jugadores que también están brillando en otras competiciones. Es el caso de Kevin Pangos y Kyle Wiltjer en la Liga Endesa o de un RJ Barrett que ya ha brillado con la selección ha sido seleccionado en el puesto número 3 con los Knicks. Y en categorías inferiores ya ha sido determinante.

Y otro nombre más: Chris Boucher, que recientemente ha sido elegido MVP de la G-League y mejor defensor de la competición.

¿Pueden ser todos estos jugadores compatibles? Muchos de ellos no son grandes estrellas en sus equipos pero son jugadores de rol que pueden aportar en diferentes facetas. Si encuentran un líder que asuma responsabilidades… ¿dónde está su techo?