A Carlos Delfino aún le queda gasolina para rato. Tras una temporada en blanco, sin equipo, el exterior argentino ya ha encontrado un nuevo hogar para la próxima campaña. Jugará en el VL Pesaro italiano.

El campeón olímpico en 2004 vuelve a las canchas un año después de su adiós en el Fortitudo Bologna. Allí había promediado 9,1 puntos, 2,7 rebotes y 1,9 asistencias tras una llegada turbulenta. Su incorporación se produjo tras unos incidentes del argentino en Torino, motivo por el que le cortaron el contrato.

Ahora, cerca de cumplir 38 años y tras un periodo de inactividad, Delfino vuelve a las canchas con el VL Pesaro, club que se encontraba en el último lugar de la clasificación (1 victoria en 20 partidos) en el momento del parón por el coronavirus.

Quizá te interesa…

Un libro de anécdotas. Delfino deleitando con historias imperdibles y su «enfado»con Harden… (Vídeo)