Víctor Moreno, Eric M. Vila, Saulo Román, Aleix Font y Màxim Esteban. Nadie les pierde de vista. El pasado mes de agosto (2014) celebraban los cinco la medalla de bronce conseguida en Letonia con la selección española sub-16 y ahora han sido citados para estar presentes en la capital de España durante los días 2, 3, 4 y 5 de junio. El motivo, disputar el clásico Basketball Without Borders Camp de Europa, un campus organizado por la FIBA y la NBA que puede presumir de haber visto crecer a Nikola Mirotic, Kelly Olynyk o Gorgui Dieng, ahora protagonistas en la mejor liga del mundo.

Nacidos en la generación de 1998, los cinco son habituales en las categorías inferiores de la selección española y todos ellos han sido importantes en los éxitos de sus respectivos equipos.

  • Víctor Moreno (1.92 metros y 17 años recién cumplidos), es -probablemente- el mayor talento de su generación a nivel nacional. Está creciendo el presente curso en la competitiva Adecco Plata con el equipo vinculado al Montakit Fuenlabrada, el Viten Getafe. Llamado desde hace años a ser próximamente el ídolo del Fernando Martín, recinto del ‘Fuenla’. Físicamente es un jugador privilegiado y técnicamente no ha parado de crecer en estas últimas temporadas, es eficaz desde la larga distancia y su excelente manejo de balón le convierten en un jugador de muchos recursos. El verano pasado promedió 12.1 puntos y 4.6 rebotes en el Europeo sub-16.
  • Eric M. Vila (2.04 metros y 16 años) puede presumir de ser el primer y único jugador español de su generación en haber debutado ya en la Liga Endesa. Criado académica y deportivamente en La Masia, se trata de un jugador que puede alternar las posiciones de alero y ala-pívot y que destaca por su eficacia en el lanzamiento desde media-larga distancia, capacidad reboteadora e intuición del juego. Es inteligente y sus largos brazos los aprovechar defensivamente para recuperar balones. Jugador de equipo que gana partidos con pequeños detalles. Esta temporada alterna el junior con el filial del FC Barcelona que compite en la Adecco Plata y la pasada temporada obtuvo unos promedios de 11.6 puntos y 6.1 rebotes en el Europeo.
  • Màxim Esteban (2.00 metros y 17 años recién cumplidos), otro talento que crece en la cantera del FC Barcelona. Habitual en categorías inferiores de la selección española, el escolta catalán es un líder en la pista. Rápido, versátil, ágil y seguro. ‘Max’ anota con facilidad desde el perímetro y aprovecha su poder físico para marcar diferencias en situaciones de uno contra uno o dos contra dos. Su garra y carácter defensivo parecen contagiosos y ha sido determinante en los dos últimos campeonatos de España cadetes ganados por el Barça. En el Europeo disputado en tierras bálticas promedió 10.9 puntos y 2.7 rebotes en 28.8 minutos por partido.
  • Aleix Font (1.90 metros y 17 años recién cumplidos), también formándose en ‘Can Barça’. Jugador de equipo con perfecta lectura del juego en ambas partes de la pista, muy intenso y eficaz en el lanzamiento. Capaz de ganar partidos a base de triples y que también ha sido importante en los últimos éxitos de la cantera azulgrana. El verano pasado, sin hacer demasiado ruido, causó buena impresión en el Europeo sub-16 y demostró cuando estaba en pista lo mucho que aportaba al colectivo sin hacer una valoración elevada. Sus números fueron de 7.2 puntos y 3.7 rebotes.
  • Saulo Román (1.86 metros y 16 años), excelente director de juego que juega en el junior del Herbalife Gran Canaria. En Letonia ocupaba el rol de tercer base por detrás de Pol Figueras y Víctor Aguilar y no pudo disputar demasiados minutos, pero en la isla lleva años jugando mucho y demostrando la calidad que guarda. Un jugador con buena visión de juego, técnicamente muy bueno y capacitado para ‘tirar del carro’ ofensivo de su equipo gracias a su acierto desde el triple y buen uno contra uno que le permite anotar bandejas con facilidad. Es rápido y práctica un juego sencillo, acostumbra a cometer pocos errores y defensivamente intuye el juego rival con facilidad.